Imprimir

VERSION IMPRESION

Cultivo de semillas de hortalizas en el jardín

A menudo, mucha gente se pregunta cual es la diferencia entre las variedades roja y verde de pimiento. La respuesta es que ambos frutos aparecen en la misma planta: verdes de jóvenes, enrojecen a medida que adquieren edad. Recójalos cuando son jóvenes y verdes para favorecer posteriores cosechas.

La variedad que le recomendamos. Cristal, madura pronto y tiene un aroma dulce y suave. Siembre las semillas en el propagador, en semilleros o tiestos de compost para semillas. Son preferibles los tiestos, porque se pueden sacar a la intemperie a principios de junio.

Cultivo de apio en su jardín

Al ser una planta semirresistente el apio debe sembrarse en abril en semillero, para plantarla después en el exterior durante mayo o junio. Para huertos familiares, como el que probablemente tiene usted, recomendamos la variedad Dorado mejorado, porque las plantas se pueden plantar muy próximas. Es agradable y se cría con facilidad. Siembre las semillas espaciadas en semilleros o tiestos de compost para semillas.

Cultivo de lechugas de pleno verano y en su propia casa

Unas pocas lechugas 'sembradas en marzo-abril estarán I listas para ser plantadas fuera en dos meses, y en sazón para comerlas a mediados de verano. Siémbrelas muy espacia das en un semillero de compost para semillas. Con un poco de paciencia puede ponerlas a 5 cm. de distancia, con lo que evitará tener que replantarlas. Si muestran el menor signo de crecimiento lento, antes de plantarlas en exterior adminístreles un fertilizante líquido y responderán enseguida. Recomendamos en general las variedades Romana, Reina de Mayo y la más reciente Ilo, que soporta el tiempo cálido y seco mejor que casi cualquier otra variedad.

¿Qué significa la siembra sucesiva?

Antes de empezar las principales siembras, les explicamos el concepto de siembra sucesiva.

El error más corriente consiste en sembrar una hilera demasiado larga, de modo que en el momento de la cosecha se dispone de más plantas de las que se pueden consumir. Con hortalizas como la lechuga y los rábanos, la solución consiste en sembrar una hilera corta o un trozo de hilera de 1,25 a 1,75 m. de largo. Cuando despuntan sobre el suelo los brotes de la primera hilera siembre otra, también corta; prosiga de este modo hasta mediados de verano y tendrá un suministro constante y fresquito

Otro sistema de siembra en sucesión es utilizar los diferentes tiempos de maduración de las variedades de una hortaliza dada. Las patatas tempranas, por ejemplo, se plantan de dos a cuatro semanas antes que las variedades de cosecha abundante; los dos tipos juntos le proporcionarán patatas desde mediados de verano hasta la época de plantación del año siguiente.

De igual modo, los guisantes tempranos preceden a las variedades medias y de cosecha principal, de modo que las hileras estarán listas para ser recolectadas una tras otra. Puede extrañar de los guisantes que, para una siembra tardía, se escoge una variedad temprana. Esto se debe a que el guisante se clasifica como temprano si madura y forma vainas rápidamente.

Cultivo de cebollas a partir de plántulas en el jardín

Cuando ya no haya peligro de hielos y el suelo esté bastante seco, es el momento de criar las plántulas de cebollas que haya obtenido en su invernadero o cajonera.

Le sugerimos la variedad Blanca grande, que forma cebollas de buen tamaño, y la Amarilla de Vertus, que procura estupendas cosechas.

Ante todo, es esencial un suelo rico y fértil. Cave una zanja de unos 30 cm. de profundidad y extienda sobre ella una capa de 15 cm. de compost bien fermentado. Sobre este último esparza unos cuantos puñados de harina de huesos y luego vierta el suelo de la siguiente zanja encima. Póngase guantes de goma apretados cuando maneje la harina de huesos: puede tratarse de una remesa que no haya sido esterilizada lo suficiente como para destruir los organismos infecciosos.

Antes de plantar, desmorone los terrones de la superficie pisoteándolos. Rastrille entonces hasta dejar una capa fina, al tiempo que retira las piedras. Por último. añada un abonado de superficie a base de fertilizante de pescado, sangre y huesos a razón de 70 g. por m.

Cultivo y plantación de las plántulas

Las plántulas de cebolla ya no necesitan aclareo y están poco propensas a los problemas que pueden sufrir los brotes jóvenes.

Estas, las plántulas, sin embargo, tienen la fastidiosa costumbre de salirse del suelo. Se suele culpar a los pájaros, pero estos animales ni comen cebollas ni las utilizan para construir sus nidos. Los principales culpables de este fenómeno son una plantación incorrecta y los ambiciosos gusanos.

Las plántulas suelen presentar una larga cola de piel externa que, después de la plantación, se humedece y reblandece y arrastra consigo el terreno. Los gusanos nocturnos la toman por el material perfecto para anidar y tratan de llevarla hasta su madriguera. Y la planta queda fuera, abandonada inútilmente una vez que el gusano comprende su error Así que corte la cola antes de plantar.

Por plantación incorrecta nos referimos a la práctica de empujar las plántulas en el suelo en lugar de colocarlas sobre el terreno y apilar suelo a su alrededor.

La forma correcta de plantar consiste en preparar una zanja superficial, de 13mm de profundidad. Marque la hilera con una cuerda (como se explicó para la zanja del haba común). La zanja debe ser más o menos recta y de profundidad uniforme. Introduzca las plántulas en ella a 1525 cm. de distancia y rodee cada una con un poco de suelo para mantenerla recta.

Se pueden plantar chalotas desde febrero hasta junio. Plántelas igual que las plántulas de cebolla, dispóngalos a 30 cm. de distancia. La razón estriba en que la chalota se desdobla y rinde varios bulbos jóvenes, cada uno de los cuales adquiere el tamaño del padre. El realizar estas siembras le reportaría innumerables beneficios. Además de obtener productos de primera calidad que le darán grandes satisfacciones.

Semillas de hortalizas en el vivero del hogar

Todo lo que necesitan los retoños de tomate y pepino para seguir creciendo es abundante luz, calor y agua suficiente. Mantenga el compost de los tiestos húmedo, no empapado, pues demasiada agua invita a las enfermedades fúngicas. Sitúe los tiestos tan cerca del cristal como sea posible para que las plantas reciban toda la luz del día disponible. Si el cristal está sucio o se ha cubierto de verdín. la cantidad de luz que deja pasar se verá notablemente reducida. Lave, pues, regularmente el cristal con agua caliente y jabonosa pero acuérdese de retirar las plantas antes de empezar la limpieza.

No hay necesidad de alimentar los retoños por ahora. Los composts para tiestos contienen suficientes nutrientes para alimentar las plantas durante seis a ocho semanas. y para entonces se habrán trasladado a tiestos mayores.

La siembra de marzo es la de semillas de cebollas, para plantar en exterior a principios de verano. Tanto Amarilla de Vertus como Roja pálida de Hay le rendirán excelentes cosechas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<