Imprimir

VERSION IMPRESION

El jardín interior en invierno

Los diversos climas que cada estación del año encierra a nuestro jardín, determinan una serie de cuidados y tareas de mantenimiento diferentes entre sí, para el mejor estado y salud de nuestro jardín, ya sea éste un jardín exterior, a la intemperie, como un jardín interior.

El primer apunta que debemos hacer, es que la creencia de que todas nuestras plantas de interior de por sí están protegidas de cualquier tipo de riesgo no es lo correcto, sino que son posibles los daños y los peligros, solo que diferentes a los de las plantas exteriores. Aquí aconsejaremos cómo proteger a las plantas que estén dentro del hogar.  

Un buen punto de partida para el cuidado del jardín interior, es el de agrupar todas o la mayor cantidad posible de macetas, y colocarlas lo más lindante que se pueda a las ventanas, es decir, a la luz solar. A su vez, el mantenerlas juntas creará un microclima adecuado para el desarrollo de las plantas.

¿Cómo afecta la calefacción a las plantas?

Uno de los inconvenientes que conlleva el jardín interior es el de la calefacción. Agrupando a las plantas se creará la humedad necesaria. Por otro lado, la calefacción hace proclive la presencia de ácaros; la presencia de los mismos se manifestará con la aparición de manchas amarillas en las hojas.

En otro aspecto en el que puede afectar la calefacción es cuando se riega a las plantas bajo lluvia. Si se hace esto habrá problemas con el cambio repentino de temperatura, al volverlas a su lugar.

Tareas de mantenimiento

Las tareas de mantenimiento preventivas para el invierno, deben comenzar en otoño, y en estos meses uno de los inconvenientes principales es la llegada de hongos. La presencia de hongos se verá de diversas formas, según cada hongo. En otoño los más comunes son los oídios y las royas. Los primero se ven como polvo blanco sobre las hojas. En cuanto a los segundos se presentan como puntos negros en el revés de las hojas.  

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<