Imprimir

VERSION IMPRESION

Siembra directa a rastrojo

El cultivo en siembra directa es utilizado con el objetivo de no realizar mayores acondicionamientos o movimientos de tierra del suelo que ya ha sido cultivado. Forma de cultivo conocida también como siembra directa sobre rastrojo, cuenta únicamente con el proceso de ranurar y abrir surcos en la tierra con la sembradora, para poder allí colocar la semilla.

De esta forma, al efectuar solamente la apertura de pequeños surcos para poder localizar las semillas, se evitan la ejecución tanto de los rastrajes como de las araduras. El paso de los años y las continuas labranzas reducen considerablemente la materia orgánica del suelo, así como la producción, aspecto que se aminora mediante la siembra directa.

La siembra directa es una forma de conservación que aumenta lo productividad en el sentido mencionado, dando mayor perdurabilidad a los suelos. Sin embargo, la producción que se logra es menor, pues los nutrientes liberados al ararse el suelo están ausentes.

Beneficios y desventajas de la siembra directa sobre rastrojo

A grandes rasgos, se pueden comparar ambos procedimientos de acuerdo a sus resultados, a corto o largo plazo. El cultivo mediante el arado genera mayores nutrientes y mayor producción a corto plazo, en tanto la materia orgánica desaparece con los años de repetir este proceso. En cuanto a la siembra directa, la capacidad de producción es menor al instante, en tanto la materia orgánica del suelo se mantiene durante varios períodos, posibilitando una buena producción al largo plazo.

Por otro lado, mediante la siembra directa se logra atacar la erosión del suelo, en tanto, como desventaja, al no ararse se pierden la posibilidad de quitar malezas y malas hierbas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<