Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo colocar un estor?

Un estor es una especie de cortina, generalmente translúcida, ideal para cualquier ventana de la casa, dada la enorme variedad de colores, texturas y tamaños. Tal diversidad de tipos, no sólo ayuda a generar una mayor privacidad dentro de una habitación, sino que también, dependiendo del tipo de tela que se utilice, ayuda a regular la luz que entre en la pieza, según nuestros gustos.

Los diferentes tipos de estores que hay, de alguna determinan la habitación en donde serán colocadas, dadas las características de las mismas. Las venecianas, por ejemplo, son ideales para aquellas habitaciones con mayor entrada de luz. Los estores enrollables, son buenos para las ventanas cercanas al techo, siendo a su vez muy fáciles de limpiar.

Por último también están los estores plegables. Estos se caracterizan por su gran variedad de tonos y por poder adaptarse a diferentes sitios sin ningún riesgo.

Colocación del estor

Luego de haber elegido el estor que creamos adecuado, su color, su textura y su tipo, debemos comenzar con la colocación del mismo. Para ello, la tarea requerirá de un taladro, un lápiz, tornillos, tacos, destornilladores, reglas y un nivel. El primer paso para su colocación, es el de medir el ancho de la abertura de la ventana, así como el ancho del estor. Las medidas del ancho del estor las trasladaremos hacia la pared, y las marcaremos con el lápiz, a modo de referencia del espacio que ocupará el soporte.

A su vez, también señalaremos el lugar donde irá la guía del estor elegido, precaviendo el abrir de la ventana. Con el taladro en manos, haremos los orificios pertinentes, colocamos los tacos y atornillamos las pletinas. Posteriormente, fijamos a las pletinas la guía, asegurándonos de su firme sujeción. De esta manera el trabajo está pronto.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<