Imprimir

VERSION IMPRESION

Consejos para pulir muebles

En la actualidad, el mantenimiento y el mejor estado de un mueble es algo que se puede alcanzar sin la necesidad de un gasto importante en la tarea.

El primer paso que debemos dar para la recuperación de un mueble y su posterior pulido y abrillantamiento, es el del decapado. Habitualmente, las piezas de mobiliario están recubiertas con capas de goma laca, las cuales sólo se pueden quitar mediante el uso de alcohol. Para ello mojaremos un trozo de tela con alcohol, y frotaremos toda la superficie a recuperar del mueble.

El frotado debe hacerse hasta eliminar todas las capas de goma laca, sustituyendo el trozo de tela siempre que éste acumule mucha suciedad. Posteriormente, comienza la limpieza de la superficie, mediante el pulido de la misma. Utilizaremos una lija de grano fino, y, posteriormente, aplicaremos un barniz de impregnación incoloro, el cual puede tener un acabado brillante u opaco, según nuestros gustos. 

Muebles brillantes

Para alcanzar el brillo que queremos en muebles que o se encuentren deteriorados, sino que simplemente permanecen en un tono mate, lo primero es realizar una limpieza de la superficie, otra vez mediante el uso de alcohol.

Luego de limpia la superficie a la que abrillantar, mediante el uso de goma laca y de una muñequilla de tela suave, cubierta por un rollo de algodón mojado en alcohol, comenzaremos con el trabajo de abrillantamiento.

La laca se prepara disuelta en alcohol etílico. Allí humedecemos la muñequilla y la aplicamos sobre el mueble, en forma circular. Posteriormente, aplicamos goma laca de forma lenta sobre toda la superficie en la que estamos trabajando, y veremos como comienza a surgir el brillo que deseamos en el mueble.

Por último, la mejor forma de mantenimiento del brillo en la superficie de un mueble, es mediante la aplicación de ceras naturales, en forma regular.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<