Imprimir

VERSION IMPRESION

Construir un banco de carpintero

En las tareas generales del bricolaje, pero particularmente en las tareas de carpintería, es muy importante para alcanzar los mejores trabajos, poder trabajar con tranquilidad, con comodidad, en un espacio acorde para desarrollar tales tareas.

En este caso nos enfocamos en el banco o mesa de carpintero, que no es otra cosa que una superficie apta para poder utilizarla para martillar, cortar, aserrar, perforar, pulir, entre otras eventuales labores. Es fundamental contar con espacio destinado a tales efectos, dado que podremos utilizarlo cuando sea necesario, y con el espacio que sea necesario.

Los materiales y herramientas son: 4 listones de sección 10 por 10 cm, 4 listones de sección 10 por 10cm y 80 cm de largo; 4 piezas de sección 10 por 2,5cm y 150 cm de largo. También precisamos 3 soportes de tope de sección, de 10 por 5 cm por 75cm de largo. A su vez, 2 tablones de sección de 30 por 5cm por 150cm de largo.
1 tabla de sección de 20 por 2,5 cm y 150 cm de largo. 1 tablón de sección 20 por 5 cm por 80 cm de largo. 1 pieza de compuesto de 80 cm de ancho por 150 cm de largo. Se precisa también 1 tornillo de banco, variedad de tornillos y clavos, y cola.

¿Cómo fabricar la mesa de carpintero?

Comenzamos realizando las entalladuras laterales, de las cuales una colocaremos en un extremo, en tanto la otra a 15 centímetros del otro, con una profundidad de c5 centímetros. Después unimos las patas a los laterales, las cuales atornillaremos para mayor seguridad.

Posteriormente fijamos los largueros. Los inferiores a 25 cm del extremo de las patas; los listones, que sirven para fortificar la superficie, se fijarán separados por 29 cm.

Los soportes irán sujetos al entrepaño. Para ello hay que realizar unos cortes de 10 por 10 cm en el entrepaño que cada esquina; fijamos con clavos o tornillos a las patas.

Armado el esqueleto general, vamos por el tablero. Colocando un tablón al ras de la estructura del banco, para luego administrar la cola a ambos lados de la tabla fina, la cual luego fijamos. Por último, el tablón que restaba, el tornillo de banco y también la guía.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<