Imprimir

VERSION IMPRESION

Muebles de mimbre

Con la marcada tendencia actual hacia los muebles de fibras naturales, el mimbre, casi un clásico, vuelve a situarse en lugar preferencial. Tradicionalmente relacionado con el mobiliario de exterior, hoy en día se utiliza del mismo modo para el interior de las viviendas. Este hecho, unido a sus, por lo general, económicos precios, han convertido este material en un habitual de muchos hogares.

Sin embargo, antes de adquirir cualquier mueble de mimbre, debes tener en cuenta que requiere una serie de cuidados que garanticen su durabilidad. Para empezar, si los tienes en el jardín o la terraza, debes colocarlos en un lugar sombreado, ya que el sol los reseca, lo que provoca que pierdan flexibilidad y puedan romperse. La humedad también los estropea. Si se mojan con la lluvia, no los arrincones porque podrían producir moho. Pásales un trapo de algodón y déjalos secar al aire. La mejor forma de quitarles el polvo es pasarles el aspirador. Para protegerlos, aplícales una mano de cera natural o con color. Si están barnizados, sustituye la cera por barniz.

Combinación

Los muebles de mimbre combinan muy bien con los de fibras naturales como el bambú, el junco o la médula. También con los de madera de teca.

Puesta a punto

  • Con un trapo de algodón humedecido en agua tibia, limpia el polvo acumulado entre las rendijas del mueble sin olvidar ningún rincón.
  • Enjabonar y frotar. Mezcla un litro de agua con jabón neutro y amoniaco. Con un cepillo de púas y esa mezcla, frota el mueble. Aclara con agua. Deja secar.
  • En un cubo lleno de agua añade 250gr de sal. Empapa una bayeta en esa mezcla y pásala por la silla. Así la blanqueas y endureces.
  • Para nutrir el mimbre, extiende una capa de cera natural o con color con una brocha. Espera 10 minutos y abrillanta pasando un paño.

Materiales necesarios

  • Cepillo de púas gruesas de plástico
  • Bote de cera con acabado natural o con color nogal
  • Pastilla de jabón neutro
  • Botella dé amoniaco
  • Un paquete de sal

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<