Imprimir

VERSION IMPRESION

Pared de madera con puerta

Con la ayuda de una regla y de un nivel de burbuja, dibuje sobre el suelo de la casa el lugar dónde se colocara la pared de madera, así como su espesor. Haga lo mismo sobre las otras paredes. Compruebe, con la ayuda de una plomada que el travesaño superior cae exactamente encima del colocado sobre el suelo, si no fuera así la pared quedaría inclinada.

Si se tiene la intención de hacer una pared de madera con puerta , se debe marcar sobre el suelo con la herramientas antes mencionadas su ubicación exacta y su anchura, añadiendo la medida del marco.

El armazón de la pared de madera

Para realizar el armazón de este trabajo de carpintería, utilice listones del mismo espesor que se le quiere dar a la pared. Es aconsejable una sección mínima de 50 x 50mm.

Corte los largueros necesarios y atorníllelos sobre el suelo, paredes y techo utilizando tarugos de expansión para que queden sujetos firmemente.

Corte una serie de listones a la misma longitud que la distancia entre el larguero colocado sobre el techo y el del suelo.

Coloque los listones verticales a una distancia fija entre sí. Sobre estos se colocará el revestimiento final.

Para fijar estas maderas se deben clavar y encolar unos tarugos, de la misma sección, sobre los travesaños del suelo y del techo. Estos tarugos se repartirán uniformemente a los largo de la pared. Se recomienda dejar una separación entre ellos de 80 cm.

Cortar los listones para formar los travesaños horizontales que se colocarán a media altura y sobre la puerta.

Es muy importante que los largueros y los travesaños mantengan una distancia uniforme entre sí, ya que ello facilita posteriormente el clavado de las placas de revestimiento.

El revestimiento de la pared de madera

Comience por recubrir una de las caras de la pared con láminas de contrachapado, cartón prensado o tablero aglomerado de un centímetro de espesor.

Si el muro original, perpendicular al recientemente levantado, no estuviese totalmente recto. se puede reproducir su perfil sobre- la última lámina con el objeto de efectuar un corto, que ajuste perfectamente cobre la pared. El método es muy sencillo: introduzca un lápiz dentro de una bobina de hilo, coloque la bobina contra el muro y hágala rodar sobre éste de forma que la punta del lápiz vaya reproduciendo el perfil del muro sobre la lámina.

A continuación, coloque la puerta que habrá podido adquirir previamente en cualquier tienda de maderas.

¿Como clavar el revestimiento?

Para fijar las placas se deberán utilizar clavos galvanizados que se colocarán con una separación de 20cm. entre ellos y a más de 1cm. del borde. La placa se debe comenzar a clavar por el centro, manteniéndola firmemente apoyada contra el armazón. Los clavos deben penetrar perpendiculares a la placa hasta introducir la cabeza en el cartón.

Todas las caras de los listones que forman el armazón deberán ser lisas y formar un único plano. Una vez cortadas todas las placas, se clavaran horizontalmente, con los bordes laterales en paralelo al cielorraso o al techo. Después de colocar la primera placa, se irán colocando encima las siguientes hasta llegar a la superior que habrá que cortarla a la medida para que llegue exactamente al techo.

El remate de las juntas

Limpiar cuidadosamente la junta a tapar y preparar la masilla. Empujar la masilla hacia el interior de la junta utilizando una espátula. Aplicar una cinta tapajuntas contra la masilla fresca introduciendo con la espátula, la parte saliente del pliegue de la cinta dentro de la masilla. Cuando se haya endurecido, aplicar una segunda capa de masilla e igualar la superficie.

Las cabezas de los clavos también se taparán con dos manos de masilla. Cuando se haya secado la última capa, lijar someramente para eliminar las imperfecciones.

Consejos a tener en cuenta en este trabajo de carpintería
  • A pesar de que la pared tiene poco peso, es conveniente, siempre que se pueda, que quede en perpendicular a las vigas del suelo. Para saber donde van la vigas se puede golpear el suelo con los nudillos y escuchar por donde se deja de oír un sonido a hueco. También se puede utilizar un detector de metales ya que las vigas son metálicas o están construidas con varilla y hormigón.
  • Recuerde que es conveniente quitar el zócalo de madera o rodapié y la moldura del techo para facilitar la aproximación a las placas de revestimiento a los laterales.
  • La pared se puede construir sobre alfombra, vinilo, cerámica, etc. sin necesidad de levantar el suelo, de forma que el mismo suelo sirve para las dos habitaciones.
  • Antes de revestir la segunda cara del armazón, es necesario perforar los listones y meter los caños que servirán de conducciones eléctricas para los interruptores de la luz y los enchufes.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<