Imprimir

VERSION IMPRESION

Protección de muebles de la carcoma

La presencia de la carcoma en la madera puede manifestarse e diversas formas, siendo determinada su forma por diferentes factores, como el tipo de madera (algunas son más resistentes a los hongos y la carcoma que otras), las características propias del hongo, y el paso del tiempo que haya permanecido en el material.

Sin embargo, habitualmente los parásitos y hongos que afectan a la madera pueden detectarse por la presencia de pequeños agujeros en la madera, o por manchas inusuales sobre su superficie. La carcoma se presenta mayoritariamente mediante los agujeros, los cuales son internos y demoran en hacerse visible sino se evalúa con rigurosidad los muebles.

A su vez, estos agujeros son redondos, similares a los hechos por un taladro. Por otro lado, analizando con cuidado la superficie del mobiliario, también podremos saber si la plaga aun se mantiene presente o ya ha dejado de actuar; esto difiere según el color del orificio: si éste está claro, podremos ver también restos de aserrín, lo que indica que la carcoma está presente; en cambio si se observa oscuro, significa que la carcoma ha dejado de actuar.

¿Cómo atacar la carcoma?

La forma más indiciada de atacar a la carcoma es mediante el uso de productos especiales, fungicidas, anti- carcomas, los cuales pueden adquirirse en cualquier tienda especializada.

Previo a la aplicación del producto, debes combinar al uso de tapabocas y guantes, y a realizar el trabajo al aire libre.

La aplicación puede realizarse con aerosol o jeringa, orificio por orificio. Luego de esto debes cubrir por completo al mueble con nylon, y dejar actuar al fungicida por un día. Al mes siguiente repites el procedimiento, para atacar a los huevos que hayan quedado.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<