Imprimir

VERSION IMPRESION

Puertas de madera

Las puertas de madera sufren mucho los cambios de temperatura, éstos pueden hacer que la madera se hinche y tienda a abombarse, incluso hasta el punto de no ajustarse al marco. Para evitar reducir en gran medida los distintos problemas que se puedan presentar, te damos los siguientes consejos.

Mantenimiento de las puertas de madera

  1. Si notas que la puerta tiende a hincharse, espera a que llegue el verano para desmontarla y aplicar varias capas de pintura en los bordes. Si la puerta está barnizada, aplica varias capas más de barniz. Recuerde que puedes perder tiempo y trabajo si la puerta no se ha secado por completo, ya que la humedad quedará atrapada en su interior y con la llegada del verano, aparecerán burbujas verrugosas en la superficie.
  2. Una puerta puede comenzar a atascarse por efecto de las numerosas capas de pintura acumuladas. La mejor solución para esto es eliminar las viejas capas de pintura y repintar.
  3. Las leves caídas de las puertas pueden deberse a que los tornillos de las bisagras y el marco no se encuentren bien apretados. Una solución consiste en sacar el tornillo y agrandar el agujero para colocar un taco tipo Fisher adecuado a la medida del tornillo. Nunca intentes colocar tacos de madera en los agujeros de los tornillos, ya que podría ocasionar una fractura en el borde de la puerta o del marco. Si así ocurriera no quedaría otra opción que sustituir la sección dañada por otra nueva.
  4. En ocasiones, es preciso ajustar las puertas debido al cambio de suelos o a la instalación de alfombras o moquettes. La solución es cepillar unos milímetros la parte inferior de la puerta.
  5. Una grieta en el marco de una puerta puede servir de entrada para la humedad. Si la separación es pequeña puede rellenarla de material resistente al agua antes de pintaría.

fotos de este artículo

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<