Imprimir

VERSION IMPRESION

Estilos vanguardistas de decoración

En primera instancia debemos decir que el vanguardismo no se puede establecer como una corriente en particular, histórica o actualmente. El vanguardismo es una tendencia decorativa que se va renovando constantemente, surgiendo a partir de la ruptura o el contraste con las tendencias clásicas o antiguas. Por esta razón es que el vanguardismo es toda aquella nueva tendencia que se presenta, con nuevos elementos o nuevas combinaciones de diseño.

A grandes rasgos, el vanguardismo en relación al interiorismo, se puede identificar y comparar con todas aquellas corrientes estéticas y artísticas que, en su momento, rompieron con las estructuras establecidas. En lo referente al diseño de interior, las vanguardias se instalan a partir de variar y transformar los diseños habituales, las técnicas ya constituidas de interiorismo, implementando y presentando nuevas.

El vanguardismo decorativo en la actualidad

Los primeros esbozos del vanguardismo referente a la decoración de interiores, se remite al rompimiento y el contraste de nuevas corrientes estéticas de interiorismo, contrarias a las formas habituales de decoración de estilo burgués. La vanguardia decorativa se caracteriza por diseños de arquitectura urbana, con asimetrías constantes y atmósferas y espacios interiores ligeros, sencillos, poco recargados.

Uno de los elementos identificables con el vanguardismo, radican en los materiales modernos, como el acero, destinados a la elaboración del mobiliario. A su vez, también se destacan los materiales sintéticos y textiles sintéticos. Influye mucho, en el vanguardismo, el adorno artístico, como las pinturas o esculturas.

Tanto el metal, destacándose el aluminio, como materiales como el PVC, han tenido buena repercusión entre los diseñadores vanguardistas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<