Imprimir

VERSION IMPRESION

Cómo iluminar el exterior del hogar

Los sistemas lumínicos externos a los que haremos referencia a continuación, cuentan con ciertas características comunes en todo funcionamiento. Habitualmente, estos sistemas cuentan con un transformador, el cual convierte 120 voltios a 12. Esta característica ofrece seguridad y simpleza, tanto al momento de la instalación como de funcionamiento, haciendo de ello una simple tarea de electricidad.

Este tipo de sistema permite, dado el bajo voltaje con el que cuenta, poder instalar otras luces sin la necesidad de apagarla. Esto es bueno sobre todo cuando debe hacerse por la noche. A su vez, el transformador del que hablábamos, cuenta con un cronómetro con el cual se podrá controlar las horas de encendido y de apagado de las luces, según sus pretensiones.

Este control habitualmente se da con un margen de 4 a 8 horas, entre encendido y apagado. Sin embargo, también algunos sistemas manejan un censor, el cual se enciende y se apaga, según la luz natural y la falta de ella.

Instalación del sistema lumínico

La instalación de estos sistemas es fácil. Con dar cuenta de las instrucciones que viene con cada caja ya será suficiente, sin necesidad de llamar a un electricista. De todas formas lo repasaremos. Primero, colocar en las lámparas las bombitas correspondientes, y después los protectores de plástico.

Siguiendo adelante, se debe colocar, en el lugar de las luces ha remplazar, el cable de potencia del bajo voltaje. En algunos casos el sistema de alimentación se atornilla al cable, mientras que en otros las luces se colocan de forma directa al cable.

Por último, con la lámpara conectada, se presiona, con cuidado, pues el plástico protector se puede romper.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<