Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo montar un tendido de cables?

Para la realización e instalación de un tendido de cables en nuestro hogar u oficina, existen algunas variantes respecto de las formas de hacerlo. Si la necesidad o las intenciones de uso del tendido de cables son circunstanciales, por lo que no se utilizará la electricidad permanentemente en el futuro, en primera instancia se puede optar por el tendido de cables superficial, el cual es más sencillo de montar, con el detalle de mantener a los cables a la vista.

Para el montaje del tendido superficial, se pueden efectuar la forma de tendido clavado o el tendido pegado a los rodapiés o a las canaletas. En el caso del tendido de cables clavado, se trata de, mediante el uso de clavos o grapas, clavar los cables a molduras. En el caso del tendido pegado, se deben utilizar las regletas o rodapiés especiales. Hay regletas que vienen con el adhesivo preciso para ahorrar el pegado, mientras que el rodapiés especiales cuentan con un hueco interior para permitir el pase del cable.

El tendido de cables empotrado

La opción del tendido de cables empotrado, es más que propicia para el tendido que quedará de forma permanente. El tendido empotrado consta de un trabajo mayor, pero más efectivo y con mejores resultados de seguridad y de estética. En este caso, los cables corren por el interior de la pared, por lo que es necesario realizar rozas o huecos en la pared.

Es importante el uso de cables con toma de tierra, protegidos con tubos corrugados o flexibles para el empotre. A su vez, se debe calcular de la forma más precisa la cantidad de tubos y cables que se requieran. El tendido debe estar signado por líneas perpendiculares y  paralelas al suelo. Se debe instalar una caja de empalmes, con interruptor y enchufes, y bornes de seguridad.

Realización de las rozas en la pared

Lo principal es realizar, como guía, la marca en la pared del recorrido del tendido de cables y la caja de enchufes. Utilizando una maza y un cincel, se debe realizar el hueco en la pared. Luego debemos introducir, con una guía, el cable empotrado en el tubo. Con yeso, el tubo y los cables deben ir sujetos a la roza, mientras que la caja con tornillos. Posteriormente a las conexiones, si funcionan bien, se sella la roza con yeso, y listo. 

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<