Imprimir

VERSION IMPRESION

Problemas eléctricos en el lavarropas

Un mal funcionamiento o un cese del mismo por parte del lavarropas puede tener origen en diferentes partes del aparato eléctrico. Por un lado, el desperfecto puede partir del sistema mecánico del lavarropas, cuestión que, a grandes rasgos, tiene fácil solución; por otro lado, el problema puede partir en el sistema eléctrico del lavarropas, posibilidad más común y más difícil de resolver.

Poe ejemplo, si el lavarropas deja de funcionar completamente, deberemos verificar tanto al tomacorriente como a los fusibles, pues posiblemente el problema parta de la corriente que alimenta al aparato. A su vez, deberemos comprobar los cables, si éstos están bien y se transmiten correctamente la energía.

Por último, el inconveniente también puede surgir del conmutador de cierre de la puerta del lavarropas. Si éste enchufe está en mal estado o cuenta con un desperfecto, el aparato no funciona. De todas maneras, los problemas más habituales en el funcionamiento de un lavarropas parten del programador del mismo, haciendo que aún funcione pero con fallas.

El sistema eléctrico del lavarropas

El programador de un lavarropas cuenta con muchos conmutadores responsables del funcionamiento de varios elementos eléctricos, pudiendo generar, si existe una falla, diferentes tipos de problemas.

Una forma de saber si el problema parte del programador, es si hacemos girar el mando o la válvula de carga y el motor no tiene ningún efecto. En estos casos la solución es cambias el programador.

El cambio del programador se debe realizar paso a paso, desconectando uno por uno los diferentes cables, y conectándolo de la misma manera al nuevo.

Otra posible opción es que se queme el motor, generando que el de una fase a otra de lavado, el programador no gire. Para ello, las opciones son rebobinar el motor o cambiarlo. En esto existe una importante diferencia económica; de todas formas, el cambio del motor será más barato que el cambio del programador.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<