Imprimir

VERSION IMPRESION

Reparación de un lavarropas

Los problemas con el lavarropa pueden resultar, en algunos casos, complejos, así como más simples de resolver, dependiendo el caso y el lugar de donde parta el inconveniente. Dada la composición estructural del aparato y su funcionamiento, el daño o el mal funcionamiento puede provenir tanto de la parte eléctrica, siendo ésta opción la más compleja de solucionar, así  como de la parte mecánica del mismo, donde la reparación puede ser más simple de llevar a cabo.   

La parte eléctrica del funcionamiento del lavarropas, en la mayoría de los casos y como decíamos es la más difícil de solucionar, exigiendo habitualmente el cambio de algún elemento por un repuesto. Mientras tanto, si el problema surge en la función mecánica del aparato, ésta es más simple de resolver. A continuación nos centraremos en ésta última opción.

Soluciones y reparaciones

Las posibles soluciones que podemos tener para el desperfecto del lavarropas, las despejaremos de acuerdo a la observación del funcionamiento del aparato. El motor, siendo el elemento principal del lavarropas, es el que puede generar la mayor cantidad de problemas mecánicos. Si éste patina el funcionar, o simplemente no gira, el problema radica en las poleas.

Es posible que la polea esté deteriorada y debamos cambiarla. Sin embargo, también puede ser que esté mal colocada o floja. Para el ajuste de las poleas debemos aflojar uno de los tornillos que sostiene al motor. Sobre ese tornillo haremos palanca mientras tensamos la polea, luego, manteniendo la acción de palanca, atornillamos nuevamente.

De todas maneras, como decíamos, los inconvenientes más difíciles de solucionar son los que parten del sistema eléctrico del lavarropas. Posteriormente nos centraremos en está posibilidad.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<