Imprimir

VERSION IMPRESION

Reparación de una plancha a vapor

El primer paso para el arreglo del desperfecto en la plancha a vapor es la detección del mismo. Habitualmente, las fallas en una plancha parte de un deterioro y un daño en el cable, ocasionado en muchos casos por el sobrecaliento del aparato o por un uso constante.

Una buena forma de saber si es problema surge en el cable de la plancha, es cuando al enchufarla y encenderla ésta no funciona en absoluto. Si sucede lo dicho, procederemos a comenzar con la reparación. Luego de desconectado el aparato, mediante el destornillamiento de la tapa, verificamos si el inconveniente se encuentra en a conexión del cable.

Las opciones más corrientes son que esté quemada la regleta o que esté roto el cable. Si es la primera deberemos sustituir la regleta y conectar en la misma forma el cable, el cual al mismo tiempo podremos cambiar para asegurarnos. Si el cable es el que presenta el desperfecto, lo cambiaremos únicamente, sin necesidad de sustituir la regleta. Posteriormente atornillamos nuevamente la tapa con cuidado de no apretar los cables al hacerlo.

Otros posibles daños en la plancha

Otro posible desperfecto, menos habitual por cierto, puede estar en la ficha del aparato, la cual deberemos cambiar. Pelamos los extremos de los cables y los conectamos a la ficha nueva; para ello cortamos el trecho de cable junto a la ficha, para hacer la conexión en un tramo de cable sano.

Siguiendo adelante, el inconveniente puede surgir en la lamparilla. Si esto es lo que ocurre lo verificaremos cuando, con la plancha funcionando, el piloto no enciende. Quitando la tapa trasera, observaremos si el problema está en el contacto; si no es así, sustituiremos la lamparilla.

A su vez, si ocurre al revés, el piloto enciende pero la plancha no caliente lo suficiente, el problema está en la resistencia. Quitando la carcasa de la plancha y aflojando los tornillos de la resistencia, la quitamos y la testeamos. Si vemos que está quemada la desconectamos del termostato y la cambiamos.

Por último, el problema puede surgir en el termostato, cuando la plancha aún funciona pero no caliente adecuadamente. Junto a la resistencia encontramos el termostato, el cual, mediante un tornillo que posee, regularemos ya sea para que caliente más como para que caliente menos.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<