Imprimir

VERSION IMPRESION

Seguridad en las instalaciones eléctricas

La energía eléctrica, indispensable en toda vivienda moderna, es muy peligrosa. Cada año ocurren muchos accidentes debidos tanto a la existencia de instalaciones eléctricas obsoletas o deficientes como a graves imprudencias. Es fundamental trabajar bajo estrictas reglas de seguridad eléctrica.

Tensión de contacto

Cuando cualquier parte del cuerpo humano entra en contacto con un elemento que se halle sometido a tensión (un conductor que no esté aislado, el casquillo metálico de un portalámparas, el caparazón de un electrodoméstico carente de un buen aislamiento, etc.) se produce una descarga eléctrica más o menos fuerte.

  • Por regla general, la corriente atraviesa todo el cuerpo desde la mano (o el punto que ha entrado en contacto) hasta los pies. Los efectos de esta descarga dependerán de la intensidad de la corriente y de su duración.
  • La duración queda limitada a la oportuna intervención de los dispositivos de protección (siempre y cuando existan y funcionen como es debido) y del propio sujeto (que no siempre tiene la capacidad de interrumpir el contacto). Por lo que respecta a la intensidad de la corriente que se soporta, ésta está en íntima relación con la resistencia del circuito que se establece entre el cuerpo y la tierra.
  • El valor de la resistencia del cuerpo humano es muy aleatorio y varía dé una a otra persona. Además, hay toda una serie de factores que influyen de manera decisiva en la resistencia al paso de este circuito (tener la piel húmeda o seca, calzar unos zapatos más o menos aislantes, características del objeto que se toca o roza, etc.).
  • Así, por debajo de 10 mA se puede decir que no se producirán efectos peligrosos. En cambio, bajo intensidades más elevadas y, particularmente, cuando se superan los 100 mA, las consecuencias son ya muy peligrosas. Si a esto se añaden algunas circunstancias como, por ejemplo, que se tengan los zapatos mojados o que se esté descalzo, la intensidad alcanza valores tales que pueden causar la muerte por electrocución. Hay casos en que la contracción muscular impide al sujeto separarse o interrumpir el contacto con el punto en tensión.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<