Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo cambiar un inodoro?

Con el tiempo es factible que existan diversas razones para cambiar el inodoro del cuarto de baño, tanto por rotura, por comodidad o por variar de modelo. A priori, realizar el cambio del inodoro puede parecer una tarea dificultosa o una tarea en donde es necesaria la participación de un profesional. Sin embargo, con las herramientas pertinentes y siguiendo unos pasos básicos, lo podemos hacer nosotros mismos.

Las herramientas que se requieren para la desinstalación del viejo inodoro y la instalación del nuevo inodoro, son las siguientes: paleta de albañil, brocas de tipo widia, taladro, destornillador. Por otro lado, los materiales pertinentes para esta tarea, son estos: yeso, juntas de goma, masilla.

Quitar el antiguo inodoro

La primera instancia del cambio de inodoro radica en quitar el antiguo inodoro. El inodoro va sujeto al piso por tornillos y yeso. Se debe cortar la llave de paso general de agua; luego, hay que desconectar la tubería de la cisterna, y quitar los tornillos que sujetan al inodoro.

Posteriormente, se debe desprender el inodoro del yeso que los asienta al suelo, realizando movimientos laterales. Concluido esto, aconsejamos tapar con un trapo la boca del desagüe que aparecerá por debajo del inodoro, para evitar los olores. Por último, se deben raspar y quitar todos los vestigios de yeso que hayan quedado.  

La instalación del nuevo inodoro

El requerimiento del nuevo inodoro, es el de contar con la misma salida al desagüe, en la misma posición y del mismo tamaño que el inodoro anterior, sino se deberán realizar determinadas adaptaciones.

El primer paso para la instalación del inodoro es la siguiente: se debe apoyar el inodoro en el punto exacto, señalando los sitios en donde irán los tornillos que fijarán la taza al suelo. Mediante el uso del taladro y la broca widia, realiza los orificios pertinentes, comprobando que coincidan. 

Para ajustar el desagüe de la cañería a la salida de aguas del inodoro, se debe sellar con abundante masilla. Posteriormente debes preparar el yeso, el cual no debe ser muy espeso. Para mantener sujeto el inodoro se aconseja colocar en los orificios realizados, unos clavos largos sin cabeza.

A continuación se levanta levemente el inodoro, y verter el yeso en el suelo y dejarlo secar un poco. Sacar los clavos y poner los tornillos, apretados con cuidado. Conectar el inodoro al tubo de la cisterna.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<