Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo instalar una ducha termostática?

La ventaja principal por la que se debe optar por una ducha termostática, es la posibilidad que ofrece de controlar de manera segura y práctica, la temperatura del agua, adaptándola a las necesidades del momento y a la comodidad que se requiere.

A primera vista, la instalación de una ducha puede resultar un trabajo complicado, en donde será necesario el contrato de un profesional. Sin embargo, esta tarea de sanitaria es sencilla, sólo necesitas contar con las herramientas y los materiales necesarios.

Las herramientas que se requieren son las siguientes: una llave inglesa, una llave fija y un rollo de teflón, el cual será usado si así se requiere.

Pasos de la instalación de una ducha termostática

Desinstalación de la ducha antigua:

El primer paso es cortar el suministro de agua local, cerrando la llave de paso general de agua. Comprueba que hayan sido cerradas correctamente, abriendo la llave de agua caliente y la llave agua fría.

Posteriormente se debe desmontar la grifería ya instalada, mediante el uso de la llave fija, o la llave inglesa, si se dispone de una. Un consejo para esto: afloja alternativamente las tuercas de las dos llaves, agua caliente y agua fría.

Luego de desmontada la grifería, se deben quitar la viejas perillas  y cambiarlas por las nuevas, insertándolas en la excéntrica, mediante rosca.

Instalación de la ducha nueva:

Previamente al montaje de la nueva grifería, se debe aplicar cinta de teflón sobre la excéntrica, rosca giratoria, ayudando a las tuercas, y precaviendo, conjuntamente a las juntas de gomas, las posibles fugas de agua.

A continuación se colocan dichas juntas a las tuercas, y calzar la grifería, apretando manualmente las tuercas de forma alternativa. Por último, se coloca el flexo con su respectiva junta de goma.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<