Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo reparar una cisterna?

En relación a la cisterna de nuestro cuarto de baño, las dificultades habituales que se presentan son tres. Por un lado, puede ocurrir el deterioro del mecanismo controlador de la descarga; por otro, el desgaste del flotador; y, por último, se puede dar el desperfecto de la válvula de entrada a la cisterna. Pasaremos a detallar cada uno de estos posibles y usuales inconvenientes, concluyendo con las formas de reparación para cada uno.

A grandes rasgos, las herramientas que se requieren para la reparación de la cisterna, sea cual sea el problema, son: alicate, cinta de teflón, llave inglesa, y, en posibles casos, flotador y válvula de repuesto.

En relación a que se haya deteriorado el mecanismo de descarga del agua, el problema puede radicar en la goma que cierra el paso, o en una rotura de algunos de los elementos que constituyen el mecanismo de descarga. Para la reparación, lo primero es cortar la llave general de agua. Se sustituye la goma, habiendo vaciado la cisterna; la goma se sustituye desenroscando el descargador. En el caso de que el problema no parta de la goma, se debe verificar el estado de las diferentes partes, y cambiarlas por completo.

Reparación del flotador y la válvula de entrada de la cisterna

Si el problema está en deterioro del flotador, lo que debe hacerse es desmontarlo, cambiarlo por uno del mismo modelo y regularlo de forma correcta, doblando la varilla. Repetimos, todo esto habiendo cortado previamente la llave general de agua. 

Por otro lado, si el problema se encuentra en la válvula, los pasos para la reparación son los siguientes: debes desmontar todo el sistema de entrada de la cisterna, el cual se encuentra dentro de la misma. El proceso de desmonte, se realiza mediante el afloje de una tuerca principal, y, posteriormente, quitar una otra tuerca menor.

En este momento podrás quitar el mecanismo, y cambiarlo por uno nuevo. Posteriormente, debes colocar cinta de teflón en el lugar donde va la tuerca que fija la válvula a la tubería. Por último, debes recolocar todo, apretando correctamente las tuercas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<