Imprimir

VERSION IMPRESION

Instalación del gas

El gas ingresa en la casa desde la red pública o, en caso de edificios no conectados a ésta, desde una o varias garrafas (bombonas). Mediante una conexión, el gas sé introduce en un contador; delante de éste existe, en la generalidad de los casos, un regulador cuya función es mantener constante y a un nivel apropiado la presión del gas ingresado.

Peligros de explosión e intoxicación

Bien conocidos por todos son los peligros de explosión e intoxicación producidos por escapes de gas, más probables cuanto más vieja es la instalación. Las fallas en ésta pueden detectarse por el olfato o pincelando las conexiones con agua jabonosa, pero nunca acercando una llama, porque ello implica el peligro de explosión. Por lo demás, para el aficionado el mantenimiento debe limitarse al examen regular de los aparatos, la limpieza de los mecheros y la cuidadosa revisión de las conexiones móviles.

La presión del gas

Existe también la posibilidad de fluctuaciones importantes en la presión del gas, que aparecen, sobre todo, en cañerías muy sobrecargadas, embarradas o incrustadas. A fin de prevenir el peligro de que la llama se apague, se puede instalar en la cañería de acceso a la casa o departamento, una válvula de seguridad que cierra automáticamente el paso del gas en caso de una caída notable de presión. La válvula vuelve a abrirse cuando la presión es normal y se cerraron todas las llaves de los artefactos.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<