Imprimir

VERSION IMPRESION

Manual sobre llaves

La virtud y las características más importantes que deben tener las llaves de trabajo, son, claramente, las de cumplir su función de ajustar y desajustar tornillos y tuercas; sin embargo, también deben asegurar el mejor estado de tales dispositivos, amén de que puedan ser regulados y tratados en el futuro. Esto significa que, las llaves, al ser usadas no dañen los tornillos o las tuercas, para que éstas puedan seguir siendo manejadas.

Hay diferentes tipos de llaves, diversidad que implica diferentes usos y diferentes tipos de tuercas y tornillos. Habitualmente, las llaves están elaboradas en base a del mismo material que los tornillos y las tuercas, acero al cromo vanadio.

Dentro de la variedad de llaves, se presentan con el objetivo de cumplir con distintos fines, las llaves anulares, las llaves de cabeza intercambiable y las llaves de boca plana, entre otras.

Tipos de llaves y sus funciones

Las llaves de anillo son aquellas que encierran la cabeza, ya sea del tornillo o de la tuerca. Al apretar desde todo el contorno del tornillo o de la tuerca, permiten una mayo fuerza. Sin embargo, e utilizan únicamente cuando el dispositivo está al descubierto, de lo contrario es imposible.

Las llaves anulares y las llaves planas son las más comunes. Habitualmente las planas son llaves dobles, con variedad de anchos. Se caracterizan por ajustarse en dos puntos del tornillo, siendo difícil de utilizar en con dispositivos inaccesibles. En el caos de las anulares, son llaves circulares, ajustándose a toda la cabeza del dispositivo.

También hay llaves “especiales”, las cuales tienen funciones específicas. Con esto decimos que son llaves que se utilizan únicamente con dispositivos y en circunstancias particulares, no siendo llaves que se usen con regularidad.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<