Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo hacer una caja de herramientas?

La caja para herramientas resulta muy útil para transportar todo lo que se necesita a la hora de realizar un trabajo en un lugar alejado de donde se tiene el taller o de donde se guardan habitualmente las herramientas.

Materiales para hacer una caja de herramientas

La cajita es de madera de abeto o de flandes de calidad mediana.

Las tablas que constituyen el fondo, las paredes y los dados tienen un grosor de 20mm para proporcionar a la caja una buena robustez. El asa está formada por un listón de sección cuadrada de 20mm de lado.

Toda la madera conviene adquirirla ya cepillada, pero si se es un poco hábil y se dispone de herramientas, uno mismo la puede aserrar y pulir. En este último caso, y para respetar las medidas indicadas es conveniente adquirir tablas cuyo grosor sea ligeramente superior a los 20mm previstos, para tener en cuenta las pérdidas que ocasionará el cepillado.

Para el ensamblado se utilizarán tornillos de latón de 30 x 3mm, de cabeza avellanada. Para el encolado se emplea cola blanca.

Ensamblado

La primera operación que hay que realizar es el recorte oblicuo de los dos lados cortos de los extremos.

Trazar en los dos ángulos de cada una de dichas paredes dos triángulos rectángulos cuyos catetos midan 50mm. Realizar el corte con el serrucho de costilla o con la sierra de vaivén. No hay que desechar los triángulos sobrantes ya que también se utilizarán.

Las dos paredes de los extremos se montan mediante encolado y atornillado a los bordes más pequeños de la base. Para su atornillado convendrá hacer previamente con la barrena a varios agujeros en la parte inferior de las paredes verticales, sin profundizar demasiado.

Hay que realizar estos agujeros vigilando que la barrena no se desvíe. Igualmente, comprobar que las paredes han quedado atornilladas perpendicularmente.

Los laterales se encolan y atornillan tanto a la base como a las paredes de los extremos. Al ser de 120mm de altura, se hallarán a la misma altura que la Darte no achaclanda.

Montar el asa

El asa está formada por un stón de sección cuadrada de 20mm de lado que se habrá cortado en tres piezas cuya longitud es, respectivamente, 200mm, 200mm y 440mm.

Encolar y atornillar las dos piezas piezas más cortas al centro y al exterior de las dos paredes de los extremos, a una altura de 85mm de la base, con dos o tres tornillos para cada una.

Hay que controlar muy bien, mientras se realiza el montaje, la verticalidad de estos elementos. A continuación se coloca el listón intermedio de 440mm de largo entre ambos soportes de los extremos y se fija con tornillos de acero de 50 X 4mm.

Para conseguir una mayor solidez de todo el conjunto se utilizaran los dos triángulos previamente cortados al achaflanar los extremos y se fijan con cola y tornillos a manera de tornapuntas en los extremos internos del asa.

Para mantener apretados los triángulos mientras la cola endurece, emplear dos gatos pequeños. Si no se consigue un buen apretado se puede utilizar un par de gomas robustas.

Cuando la cola ha endurecido (esperar un día entero), se puede proceder a los trabajos de acabado y pulido, así como al barnizado.
Emplear un producto celulósico para tapar las eventuales grietas e imperfecciones.

El tratamiento superficial final se puede llevar a cabo simplemente con una mano de preparación y, a continuación, dos manos de barniz transparente de base poliuretánica. Si lo prefiere se puede pintar con un color alegre e inscribir su nombre.

Materiales para este trabajo de bricolaje

1 base de madera blanca de 400 X 170 X 20mm
2 extremos de madera blanca de 170 x 170 x 20mm
2 laterales de madera blanca de 440 X 120 X 20mm
2 listones de madera blanca de 200 X 20 X 20mm
1 listón de madera blanca de 440 X 20 X 20mm
Tornillos de latón de cabeza avellanada de 30 x 3mm
2 tornillos de acero de 50 X 4mm Cola blanca

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<