Herramientas para decapar

Herramientas para decapar

InicioBricolaje HogarcontactoContactofavoritosAgregar a FavoritosImprimirImprimir este Artículo
 
Menú: Jardín | Carpintería | Decoración | Electricidad | Fontanería | Herramientas | Albañilería | Pintura | Manualidades | Recetas | Bricolaje |


Opciones
Imprimir
Recomendar a un amigo
Contacto
Agregar a Favoritos
Buscar
Volver a Bricolaje Hogar


Categorias
Bricolaje en el jardín
Bricolaje para carpintería
Decoración del hogar
Electricidad
Fontanería
Herramientas de bricolaje
La albañilería y el bricolaje
La pintura y el bricolaje
Manualidades
Recetas de cocina
Trucos de bricolaje


+ Herramientas de bricolaje

Productos y herramientas para decapar la pintura

Herramientas para decapar

Para eliminar las pinturas y barnices viejos o deteriorados tanto sobre madera como sobre metales, se deben usar los productos e instrumentos adecuados que permiten realizar el trabajo sin dañar el objeto que se quiere remozar. Otra condición es que faciliten el trabajo.

Pero, ante todo, es necesario aclarar las diferencias existentes entre barniz y pintura, términos que son en cierta manera equivalentes pero que sirven para distinguir productos diversos, aun cuando ambos coinciden en ser tratamientos superficiales de protección.

El barniz es un producto transparente, constituido por una o varias resinas, un disolvente y aditivos eventuales. Al secar, queda una película dura y resistente, incolora o coloreada. Si se aplica sobre la madera, la protege y revaloriza su apariencia, evidenciando las vetas y, si procede, modificando la tonalidad.

La pintura, en cambio, es un producto opaco, no transparente, constituido asimismo por una o varias resinas, disolventes y aditivos eventuales, además de unos «pigmentos» que eliminan su transparencia. Su aplicación sobre cualquier superficie, además de protegerla disimula su aspecto original.

El decapado es una operación que permite eliminar el barniz o la pintura, si bien suelen haber productos y sistemas más aptos para uno que para otro de estos tratamientos.

Los decapantes químicos son productos preparados para su uso inmediato o diluyéndolos con algún líquido corriente (agua, alcohol, bencina, etc.). Debido a su gran oferta, es conveniente consultar con su droguero de confianza para que le aconseje con respecto a la marca comercial adecuada. Téngase únicamente presente que estos productos pueden hallarse en forma de polvo para mezclar con agua, en forma de gelatina o en forma de pasta semifluida o completamente fluida. Es también importante informarse de las precauciones que hay que, tomar para su aplicación (protección de ojos y piel y operar en lugares abiertos y aireados).

También es posible encontrar decapantes que se aplican con una especie de manta con la que se tapa o envuelve lo que se quiere tratar. Cuando la capa de barniz o pintura se haya reblandecido con alguno de estos productos, se arranca con espátulas o rasquetas (1, 2), también con instrumentos análogos de acción específica sobre superficies planas (4, 5). Hay también rasquetas de perfiles diversos para molduras. Pero también puede ser muy adecuado para esta finalidad un estropajo metálico (3). Después de este reblandecimiento y posterior arranque de material, sigue un lavado, resuelto generalmente con agua a la que se mezcla algún producto decapante, según la fórmula proporcionada por el fabricante en el mismo envase. Al lado de un tiempo, se procede otra vez al rascado de lo que puede quedar con los medíos antes citados.

De este modo se puede llegar a eliminar incluso recubrimientos que constan de varias capas superpuestas.
Los productos químicos con disolventes suelen ser bastante más caros que los de base cáustica, por cuyo motivo suelen aplicarse solamente para superficies pequeñas o para rematar los trabajos más bastos. Por otra parte, casi todos ellos utilizan disolventes especiales (cloruro de metileno, metánol, etc.) por lo que se tendrá que vigilar que sus emanaciones no lleguen a intoxicar. Otro sistema de decapar pinturas y barnices consiste en el empleo del calor.

Ya sea mediante una llama reducida o simplemente con aire caliente se consigue eliminar recubrimientos en grandes superficies, lo que hace innecesario el empleo de productos químicos mucho más caros. Las lamparillas de soldar que emplean gas butano o las boquillas que se acoplan a las bombonas pequeñas de butano, propano u otro gas análogo, tienen el inconveniente de que si no se utilizan con mucha atención y con la llama baja se pueden producir quemaduras por inflamación de !a pintura o barniz o por tostación directa de la llama, lo que puede resultar muy perjudicial en la madera cuando se pretende recuperar su aspecto original (11). Menos peligroso es el uso de las pistolas de aire caliente (12), que se encuentran en el mercado con distintas potencias 11.000, 1.600 y 2.200 W. Existen aparatos muy sofisticados con selección electrónica que permite elegir entre temperaturas desde 100 a 600ºC y con dos intensidades en el flujo de aire.

Las pistolas de aire caliente se colocan a unos 2cm de la superficie que hay decapar y se dirigen en una dirección y en otra regularmente (pero no en abanico, ya que no reparten uniformemente el calor en toda la superficie) hasta conseguir que la capa de barniz o pintura se reblandezca; ahora es el momento de arrancar la pintura o barniz con los instrumentos ya citados de arranque. Los residuos se arrancan con cepillos de cerdas metálicas (15, 16) de tipo manual o con discos de cerdas acoplados a una máquina universal (13). Estos tres instrumentos no suelen utilizarse sobre la madera salvo en el caso de que se quiera conseguir deliberadamente un rebajo de Ia madera blanda y resaltar el veteado oscuro. La muela de hojas abrasivas (14) sirve para obtener el apurado sobre superficies planas, del mismo modo que los discos abrasivos blandos y duros (6), que requieren mucha seguridad en su manejo para no ocasionar daños sobre los materiales que no sean rígidos. Al menor descuido se ocasionan profundas depresiones circulares en la madera. En superficies planas de madera resulta mejor la lijadora orbital rectangular o el disco plano con articulación cardan acoplado a la máquina universal.

En el comercio se ofrece una gran gama de hojas abrasivas de varias granulaciones y diversas clases de material abrasivo (7), cuyo soporte puede ser papel (lavable o no) o tela. La granulación se indica mediante unos números que van desde el 32, de grano basto, hasta el 400, de grano muy fino, con sus correspondientes gradaciones intermedias. Lo corriente es emplear una granulación entre 40 y 160. Además de las grandes hojas que hay que recortar a medida, se hallan hojas rectangulares y discos que se adaptan a las máquinas convencionales.

Finalmente, para casos muy localizados, en tallas, rincones y molduras, cabe recurrir a formones (9) y a gubias (10) para conseguir eliminar restos de barnices o de pinturas recalcitrantes. Los cepillos de cerdas blandas (8) se emplean para eliminar polvillos en general, especialmente en los sitios profundos.

Herramientas para decapar


Artículos relacionados a Herramientas para decapar:
Decapar la pintura Decapar la pintura
Aprenda a decapar la pintura de la madera. Conozca los métodos de decapado de la madera: acción abrasiva, acción por calor y la acción con medios químicos.
Votos: 16 | Visitas: 61061
Protección de madera a la intemperie Protección de madera a la intemperie
Protección de madera a la intemperie. Cómo proteger nuestros muebles exteriores, consejos, productos y posibles riesgos de la madera a la intemperie.
Votos: 1 | Visitas: 20587
Pintura sobre madera Pintura sobre madera
Presentamos nuevos trucos de albañilería y pintura sobre madera. Les enseñamos a realizar el tratamiento de la madera y a dar la primera mano de pintura.
Votos: 29 | Visitas: 117444
Técnicas de pintura sobre madera Técnicas de pintura sobre madera
Pintura sobre madera. Consejos útiles para preparar la madera que va a ser pintada, y tipos de pintura que se puede utilizar para la madera.
Votos: 12 | Visitas: 40689
Pintura decorativa en madera Pintura decorativa en madera
Encuentre aquí los pasos para aplicar pintura decorativa en manualidades de madera, y los materiales necesarios para realizar estos trabajos.
Votos: 41 | Visitas: 97652
Madera como material de trabajo Madera como material de trabajo
Madera como material de trabajo. Información general sobre la madera, los diferentes tipos de maderas blandas y maderas duras, y sus diferentes propiedades y atributos como material de trabajo.
Votos: 3 | Visitas: 18436
Cuidado y protección de muebles de madera Cuidado y protección de muebles de madera
Cuidado y protección de muebles de madera. Consejos y métodos para el cuidado y la protección de las piezas de mobiliario, exteriores o interiores.
Votos: 3 | Visitas: 13110
Protección contra las termitas Protección contra las termitas
Protección contra las termitas. Cómo detectar y atacar a las termitas en los muebles del hogar.
Votos: 2 | Visitas: 4167
Herramientas Herramientas
Aprenda a usar y cuidar sus herramientas de trabajo. Sepa como evitar la herrumbre y así mantenerlas en buen estado.
Votos: 5 | Visitas: 27571
Herramientas manuales Herramientas manuales
Aprenda a usar y cuidar sus herramientas manuales. Sepa como mantener en buen estado martillos, mazas y destornilladores.
Votos: 8 | Visitas: 10975
Volver atrás