Imprimir

VERSION IMPRESION

Herramientas

Para obtener un buen trabajo se precisa disponer de buenas herramientas, pero una acertada adquisición tiene que proseguirse con un empleo correcto y un cuidado escrupuloso en la conservación y en el mantenimiento.

Herramientas de buena calidad

Las herramientas, y en particular las de buena calidad, no son baratas. Por otra parte conviene que se puedan utilizar durante mucho tiempo en buenas condiciones con el fin de que proporcionen un servicio eficiente y seguro. Por lo tanto hay que proteger la inversión realizada al adquirirlas, prestando mucha atención a los diversos complementos y accesorios de manera que siempre estén en perfectas condiciones.

Reglas generales

  • El principio fundamentales utilizar con propiedad todas las herramientas, evitando su uso en funciones para las que no han sido concebidas.
  • En segundo lugar, es indispensable limpiar cada herramienta después de usarla. Eliminar los restos de material que hayan quedado y que puedan ocasionar humedad, como el serrín y las virutas. Hay que erradicar cualquier sustancia que se seque (pinturas, barnices, colas, morteros y cementos) antes de que sea demasiado tarde. Finalmente conviene guardarlas en un sitio adecuado.
  • Elegir un lugar seco para guardar las herramientas, ya que la herrumbre es uno de sus principales enemigos. Respecto a las herramientas que contienen una parte de madera, hay que evitar colocarlas en ambientes con cambios bruscos de temperatura y de humedad.

La herrumbre

  • En las herramientas que no se utilizan con mucha frecuencia, conviene tomar precauciones contra la oxidación.
  • Un buen recurso es embadurnar las partes metálicas con un producto graso que contenga grafito, o bien emplear un aceite algo denso.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<