Imprimir

VERSION IMPRESION

Llaves allen

El uso esencial de las llaves Allen es el de emplearse en el trabajo de tornillos de cabeza hexagonal interior. De esta forma confirmamos que la forma de los cabezales de llave también tendrá forma hexagonal, permitiendo la penetración en las aberturas de cada tuerca o tornillo. 

A su vez, el uso habitual de las llaves Allen está empleado en los denominados tornillos “prisioneros”, aquellos que por su situación no permiten el uso de otro tipo de llave inglesa o de una llave fija posterior, sino de una llave interior.

Características de la herramienta

Ahora pasaremos a repasar algunas de las características principales de la llave Allen. En primer lugar, podemos destacar la sencillez de esta herramienta, la cual cuenta con un diseño y una forma simple, es pequeña y liviana, y dado su forma de empleo, el uso de una llave Allen asegura el mejor estado de los laterales de las tuercas y los tornillos, no pudiendo dañarse las zonas de contacto eterno de estos elementos.

Por otro lado también permite el uso único de un destornillador al momento de colocar el tornillo, herramienta con la cual, a su vez, los tornillos cuentan con seis puntos de contacto. Por último, también permite el uso de tornillos pequeños.

Tipos y medidas de llaves Allen

En tanto a formas y medidas de las llaves Allen se presentan diversos tipos. Por un lado, los tipos de llaves Allen se diferencian en base a milímetros, marcándose cada variante con la distancia ente cada cara de la llave.

En principio está la serie de llave Allen de 0.7mm, 0.9mm, 1.0mm, 1.25mm, 1.3mm, 1.5mm, 2mm, aumentando su distancia en 0.5 milímetros, hasta llegar a 6. 

La serie de llave siguiente va aumentando la distancia de a 1 milímetro por llave, yendo de 7mm a 22mm. La última serie es la siguiente: 24mm, 25mm, 27mm, 30mm, 32mm, 36mm, 42mm, 46mm.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<