Imprimir

VERSION IMPRESION

Materiales y herramientas de bricolaje

Las tapas abatibles, especialmente las que sirven para cubrir una parte de un mueble, pueden hallar diversas soluciones para que al ser abatidas se mantengan en posición horizontal e, incluso, se pueda escribir, trabajar o manipular sobre ellas. Tal es el caso de las tapas de secreters, burós, canteranos, escribanías y muchos otros muebles de tipo análogo. Presentamos a continuación un análisis sobre materiales y herramientas de bricolaje útiles para estos trabajos.

Accesorios de giro

El movimiento de giro de la tapa suele ser asumido por un accesorio de giro (pivote, bisagra, pernio, gozne especial para tapas en que las palas quedan enrasadas, etc.). Ahora bien, el accesorio de giro no suele ser suficiente para resistir la carga o los esfuerzos que se puedan ejercer en el dorso de la tapa cuando es abierta. A lo sumo, el accesorio de giro sólo será capaz de mantener en la citada posición horizontal la tapa y, apurando mucho, aguantar un peso liviano, ya que si se exagera la carga que se pone encima del dorso de la tapa, es muy posible, no solamente que sé venza la posición normal de las palas de la bisagra o gozne, sino que la propia tapa acabe deformándose. Con ello, posiblemente, se dificultaría el cerramiento al devolver la tapa a su posición. En la historia del mueble se han buscado distintas soluciones para que una tapa abatible descanse de manera estable y sólida cuando se abra, de manera que se puedan ejercer sobre la superficie distintos tipos de esfuerzos y que ésta aguante el peso del cuerpo humano que se apoye. La solución más eficaz es, quizás, la de que la tapa al ser abatida descanse, sobre una parte más o menos importante de ella, en el mismo mueble.

Para ello es necesario que éste sobresalga en la parte inferior situada inmediatamente debajo de la tapa. De hecho, entre el accesorio de giro y la base inferior en que se apoya la tapa se crea una especie de palanca en donde el pivote de giro hace de fulcro y toda la superficie en que se apoya la tapa ejerce de brazo de resistencia. Evidentemente, cuanta más base de apoyo haya, más resistencia se ejercerá contra la fuerza que presione sobre la tapa al estar abierta.

Otra típica solución constructiva es que la tapa al ser abierta descanse sobre unos brazos contenidos en el mueble y que se sacan de éste. Es una solución que podría resultar casi perfecta, tanto o más que la anterior, puesto que el brazo podría asumir todo el brazo de resistencia que fuese necesario. Pero en la práctica no resulta tan perfecta, debido sobre todo a imperfecciones en el ajuste de los brazos, que cuando son extraídos no se asientan bien. Existe una solución mixta entre las dos citadas.

Escuadras o compases

Cuando el mueble se presenta frontalmente plano sin resalte en la parte inferior o, teniéndolo, se desea consolidar la posición horizontal de la tapa, se recurre en los trabajos de bricolaje a las escuadras o compases, que se despliegan, como un compás, al bajar la tapa y al final de su recorrido de arco limitan la abertura de la tapa, al propio tiempo que la aguantan. Existe una gran cantidad de modelos que pretenden de manera más o menos sencilla solucionar el problema del aguante de la tapa. Desgraciadamente, hasta el presente no hay ningún compás desplegable o corredero que solvente satisfactoriamente el problema, ya que incluso los accesorios más consistentes ofrecen un inconveniente fundamental: se fijan a los laterales del mueble y a las mismas tapas recurriendo a un atornillado mediante tirafondos. Con el tiempo, y acusando las tensiones y esfuerzos ejercidos sobre la tapa, las hélices de los tirafondos actúan a manera de escofina y pierden agarre, cuando no se sueltan por completo, con lo que la escuadra es totalmente inservible.

Tornillos con tuerca

Para evitar este menoscabo ocasionado por la acción de lima del tirafondo, cabe usar en alguno de estos accesorios un tornillo pasante que atraviese tanto la madera del lateral del mueble como la propia tapa y roscar el vástago con una tuerca por la parte exterior.

Uso de tornillo pasante con tuerca ciega para garantizar mayor resistencia en la fijación de compases de tapas abatibles.

Compases y escuadras para tapas de muebles abatibles

Son los modelos más sencillos, tanto sí son propiamente compases de dos brazos, como accesorios con deslizamiento de uno de ellos sobre un punto giratorio del otro, corresponden a tipos que no logran una gran resistencia del plano de apoyo. Algo más fuertes son los accesorios más elaborados, casi todos ellos con varilla de deslizamiento.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<