Imprimir

VERSION IMPRESION

Pegamentos

Les presentamos un completo manual sobre tipos de pegamentos. Desarrollamos las características de los adhesivos, cementos y selladores. Le con atención e infórmese sobre estos materiales.

Adhesivos

  • Pegamento de cianoacrilato: Es de secado instantáneo. Se utiliza para pegar superficies de metal y no es aconsejable para cristal o loza, pues se disuelve con el agua. Se comercializa en tubos con dosificador, listo para usar. Es importante no tocarlo con los dedos. De ser así, se debe colocar la mano en agua caliente con jabón hasta que el pegamento se disuelva.
  • Pegamento epóxico: Se trata de un líquido transparente (o de color metálico). Es resistente al agua y al calor. Se utiliza para pegar metal, vidrio, goma, madera, cemento, loza, etc. Se aplica como masilla y al secarse adquiere la consistencia del metal. Se puede comprar en cajas que contienen dos tubos para mezclar (resina y material epóxico) por partes iguales. Se limpia con solvente común, alcohol, combustibles o aguarrás. Es de secado rápido.

Cementos

  • Cemento de contacto: Se lo llama así porque se aplica en las caras de las dos superficies a pegar. Adquiere su máxima resistencia después de varios días de pegado. Se utiliza para pegar cuero, papel, tela, goma, madera, cartón, algunos metales y otros materiales diversos. Dentro de los cementos de contacto se encuentra el "adhesivo de contacto", que se puede comprar en tubo y que, por su consistencia líquida, se lo emplea para trabajos delicados. Si bien la adherencia del "adhesivo" es buena, el "pegamento de contacto" es más fuerte. Este último se comercializa en lata. El uso de uno u otro dependerá del material a pegar. Las dos variedades se limpian en muchos casos con solventes especiales.
  • Cemento balsa: Se utiliza para pegar madera balsa. Se vende en tubo y es transparente. El excedente de cemento balsa se puede retirar con thinner.
  • Cemento para plásticos: Se usa para los plásticos PVC (polivinilo de cloro) y PVA (polivinilo de acetato). Es resistente al agua e incoloro. También se puede utilizar para muebles y telas de plástico. Se limpia con thinner.

Selladores

  • Masilla epóxica: Pasta para rellenar, soldar, sellar, unir o arreglar metales, hormigón, vidrio, mármol, cañerías, etc. También se puede utilizar sobre mampostería húmeda. Viene mezclada con un endurecedor. Es resistente al agua y cuando se seca adquiere la consistencia del metal. Se puede adquirir la masilla de "secado rápido", que tarda sólo 10' en endurecer y es ideal para reparaciones urgentes. Se comercializa en caja, la cual trae masa lista para usar. La que no es de secado rápido tarda en solidificar de 1 a 2 horas (según la cantidad preparada y la temperatura ambiente), para dar así tiempo al modelado. Viene en caja y trae dos tipos de masa para mezclar en cantidades iguales. Se aconseja limpiar el excedente de masilla con un paño húmedo cuando aún esté fresca, pues de hacerlo una vez que esté seca, será necesario raspar el sobrante.
  • Sellador sintético: Esta pasta, una vez que ha secado, se torna flexible como la goma. Se adhiere a casi todos los materiales, a excepción del polietileno. Es de rápido secado y resiste el agua y la humedad. Es ideal para tapar filtraciones en puertas y ventanas. El excedente puede retirarse con un paño seco. Se comercializa en caja, conteniendo un tubo de sellador.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<