Imprimir

VERSION IMPRESION

Tipos de sierra

  • El empleo de este aparato resulta aún más sencillo, pues se utiliza como si se tratase de una sierra de cinta.
  • Después de montar la hoja y posicionar el apoyo para calado sobre el banco de trabajo, se pone en marcha el motor.
  • Los aparatos más recientes y completos presentan un dispositivo de retención muy útil que se desliza hacia abajo a lo largo de la hoja de sierra y deja un pequeño espacio libre para que pueda atravesar el grosor de la madera.
  • Es conveniente interrumpir el trabajo de calado cada dos o tres minutos aproximadamente, para dejar enfriar la hoja y aprovechar este lapso para pasar sobre ella un poco de jabón.

Calado a mano

  • Insertar la hoja de sierra en el tornillo de retención inferior y luego en el superior. Después de haber acercado el arco, forzando ligeramente, apretar bien la hoja.
  • En el borde del banco de trabajo se establece con un instrumento de apriete la platina de calado, que tiene un entrante en forma de V para facilitar el aserrado.
  • Empuñar sólidamente el arco y aserrar con un movimiento alternativo de arriba abajo que no sea forzado. El recorrido debe ser de 3/4 de la longitud de la hoja.
  • El calado con la sierra de arco resulta eficaz para recortar perfiles intrincados, especialmente en elementos decorativos.
  • Para un recorte interno en un panel, se realiza el agujero en la parte a eliminar y,/ luego, se inserta la hoja de sierra antes de fijarla en el arco.
  • Aserrar por la parte a eliminar hasta encontrar el trazo que hay que reseguir para el recorte. De este modo se puede eliminar un trozo de tablero sin cortes inútiles.

Otros instrumentos para calar

  • Además de estos tipos de sierra de calar (manual y eléctrica), hay otras versiones, como las de tamaño reducido (que suelen ir acompañadas de un equipo de minitaladradoras) y otros utensilios en miniatura idóneos para modelismo.
  • Existe una sierra especial, constituida por un banco o platina de trabajo y por una sierra de vaivén, que resulta muy cómoda para trabajos de calado. Su uso es igual que el de la sierra de arco eléctrico, pero con la ventaja de que no hay impedimentos para la orientación de la pieza que se labra.
  • Hay versiones más o menos ligeras de esta especie de sierra de vaivén invertida, así como diversos accesorios que permiten fijar por la parte inferior una sierra normal de vaivén.
  • A diferencia de las sierras de arco para calar, que utilizan hojas de sierra muy delgadas, estos accesorios para sierras de vaivén usan hojas de sierra normales, por cuyo motivo no se consiguen perfiles muy detallados y no hay más remedio que actuar por aproximación e ir rebajando todo lo posible el material a eliminar antes de actuar de manera más cómoda.
  • Si se quiere conseguir una mayor adaptación de la hoja a un contorno complejo, queda la posibilidad de emplear hojas para el corte de metales, que suelen ser más delgadas que las utilizadas habitualmente para madera.

Calado con minimáquinas de modelismo

  • La pequeña sierra de vaivén para modelismo se incorpora a un accesorio estudiado para retenerla con tornillos.
  • El accesorio de soporte está formado por dos elementos. Se monta el que sirve de sostén y sobre éste el que retiene la hoja.
  • La hoja de sierra tiene que fijarse también por atornillado en el elemento complementario flexible. La preparación termina con la incorporación de la escuadra paralela.
  • El corte se realiza como si se trabajase con un arco de calar eléctrico. Empujar la pieza poco a poco contra la hoja de manera que resiga fielmente el trazo.
  • Con una hoja adecuada se pueden realizar recortes también en metales blandos. Los modelos mejores presentan un protector para la hoja. que se puede graduar en altura.
  • Elementos diversos, como tubos de plástico, pueden ser recortados con la sierra de calar si se emplean hojas adecuadas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<