Imprimir

VERSION IMPRESION

Azulejos de cocina

Dentro de los trabajos de albañilería que se realizan dentro del hogar los que están relacionados con el cuarto de baño y la cocina son sin lugar a duda los más complejos. En este articulo le detallamos minuciosamente los pasos necesarios para cambiar los azulejos de la cocina .

  1. Después de medir y comprobar que la superficie de la pared está nivelada (lisa), aplicar ½ m² , de adhesivo con un fratacho de metal. Este proceso previo preparará la superficie, de forma ideal, para la colocación de baldosas. A continuación una vez colocadas sobre la superficie de la pared, deberá presionar firmemente la baldosa o baldosín en su lugar exacto; teniendo la precaución de no moverla. La foto Nº1 muestra como se debe de poner el tercer baldosín, así mismo los separadores resultaran esenciales, con objeto de promocionar un espacio uniforme entre cada una de las piezas.
  2. Trabaje siempre siguiendo una fila, hasta encontrarse con una esquina. Si en el recorrido se encuentra con alguna forma especial deberá efectuar el corte en el baldosín. Para conseguir que el corte sea perfecto, conviene emplear una plantilla de cartón duro y utilizar una tenaza de ceramista, que es una herramienta de corte específica, como la que se ve en la foto Nº2. Si la porción de baldosín es pequeña se puede utilizar unos alicates.
  3. Como muestra la foto Nº3, el baldosín debe ajustarse, perfectamente, en su lugar.
  4. Continúe colocando baldosines hasta que llegue a la ventana. A partir de aquí tendrá que cortar varios baldosines, los que sean necesarios al mismo tamaño; foto Nº4.
  5. Marque la zona sobrante y córtela, foto Nº5, puede hacerlo con una sierra de hoja especial para cerámica o con el cortador especial para cerámica siga colocando los baldosines ya cortados hasta completar la superficie que se necesite cubrir. Si la zona de la ventana fuera mayor que la dimensión del baldosín tendrá que completarla cortando tiras iguales a la medida que falta, colocando éstas junto al marco de la ventana, ya que es la parte que estará menos a la vista y las imperfecciones quedarán disimuladas.
  6. Cuando llegue a zonas de enchufes o interruptores eléctricos, recortar el perímetro de estos. Con objeto de lograr un ajuste perfecto destornille el enchufe, con objeto de medir con mayor exactitud el hueco del mismo, foto Nº6. Así mismo, antes de realizar esta operación recuerde como medida de precaución desconectar la red eléctrica general de la casa. Si tuviera alguna dificultad en hacerlo directamente, saque en papel una plantilla con las medidas exactas y márquelas en el baldosín.
  7. Para conseguir una terminación cuidar de la fila superior del azulejado hay que emplear una guía en la parte superior. Una vez que la masa se haya secado, el conjunto quedará firmemente pegado y en la posición correcta, foto Nº7.
  8. Aunque las mesadas de la cocina ya suelen ponerse de madera plastificada, no debemos olvidar la posibilidad de azulejar la parte del fogón. El proceso es igual que el de la pared posiblemente se encuentra con alguna forma secundaria, por ejemplo las cantoneras de la placa de la cocina, en ese caso saque la plantilla en papel para trazar en el baldosín.
  9. Una vez medidos todos los baldosines correctamente, se trata de cortarlos a medida. Foto Nº9.
  10. Para conseguir un buen resultado utilice una guía. Esta herramienta de fácil manejo permite cortar tiras finas de baldosines. Foto Nº10.
  11. Para romper el baldosín por la línea deseada, una vez esté precortado, sitúelo sobre un listón de madera, coincidiendo este con la marca del corte, dando un golpe seco con el puño.
  12. Después de que los baldosines se hayan adherido a la pared alrededor de 24 horas después de su colocación, se aplicará la masilla blanca o pastina para juntas, empleando para ello una espátula tal y como muestra la foto Nº12.
  13. Cuando la masilla de juntas o pastina este a punto de secarse del todo repase las juntas con un paño húmedo que permita realizar una terminación final de trabajo. Foto Nº13.
  14. Los excesos de masilla o pastina que queden en las superficies de los baldosines, se pueden limpiar finalmente, si se realiza a tiempo, con una esponja limpia y mojada, foto Nº14.

fotos de este artículo

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<