Imprimir

VERSION IMPRESION

Pavimentación de suelos irregulares

Las reducidas dimensiones de los bloques de hormigón favorecen unos buenos efectos estéticos en la pavimentación de áreas de contorno irregular.

En el sitio que convenga, los bloques se pueden cortar de manera que constituyan un borde bien definido. Se logran círculos perfectos si se cortan los bloques en forma acuñada.

Se conseguirán curvas perfectas si se fija un cordel a una estaca colocada en el centro de la curva: alinear cuidadosamente los bloques a lo largo del arco que se obtiene tensando el cordel.

Si se utilizan bloques de hormigón para un sendero o para un pequeño patio, se podrán realizar los escalones con la misma facilidad. Las dimensiones muy reducidas de algunos bloques pueden exigir su colocación sobre una base de mortero en vez de arena, especialmente cuando se trata de fijar los bordes de la contrahuella.

Muretes con bloques de hormigón

En algunos trabajos de albañilería es necesario construir en el borde unos muretes a base de dos o tres hiladas de los mismos bloques usados en la pavimentación.

Si se utilizan bloques rectangulares, basta disponerlos como si fueron ladrillos, usando mortero para realizar las juntas. Pero también pueden construirse muretes con bloques en forma de S o con otro tipo de encaje siempre que se logre una perfecta alineación y se coloquen los diversos bloques en hiladas con las juntas desfasadas.

Asentamiento del suelo manual

Si no se puede alquilar una máquina vibradora, se puede compactar un pavimento con un método mucho más elemental. Se trata de realizar un pisón con un pedazo de tronco de árbol de un metro de altura y un diámetro de 15 a 20cm y que esté dotado de una empuñadura. El apisonamiento se consigue disponiendo una o más tablas, unas junto a las otras, sobre los bloques colocados y asestando golpes contundentes con el pisón. Realizar dos pasadas sobre toda el área pavimentada de manera sistemática, colocando las tablas primero en un sentido y después perpendicularmente a la primera disposición.

Como cortar adoquines

  • Con una amoladora angular, se podrá cortar fácilmente un bloque de hormigón con un disco de curte para piedra. El bloque se coloca sobre una base de arena.
  • También se puede usar una maceta y un cincel para realizar el corte: basta realizar una incisión recta y seguir bien la línea de corte.

Técnicas para colocar adoquines

  • Cuando no se pueden poner más bloques desde fuera, colocarse sobre un tablón ancho dispuesto encima del pavimento ya ultimado.
  • Si algún elemento queda resaltado respecto a los demás, arrancarlo de sitio y rebajar el grosor del lecho de arena sobre el que reposa.
  • Volver a colocar en su sitio el bloque arrancado y asentarlo con unos golpes de mango de maceta o de paleta.
  • Para trasladar nuevos bloques, usar una carretilla haciéndola pasar sobre unas tablas colocadas en el pavimento ya listo.
  • Para obtener diferentes formas geométricas de ordenación de los bloques, habrá que cortar algunos. Se marca la línea de corte con una troceadora de disco o una máquina de guillotina.
  • Repartir los bloques ya cortados asentándolos en su lugar. Asegurarse de que no quede mucha holgura en las juntas entre bloques.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<