Imprimir

VERSION IMPRESION

Pavimento de baldosas

Los materiales de revestimiento de suelo tradicionales, como las baldosas, han de soportar constantes esfuerzos. Las pisadas y el deslizamiento de pesos pueden desprenderlas de los aglomerantes que las retienen. Las que ya se mueven al ser pisadas deben consolidarse.

Baldosas desprendidas del pavimento

Las baldosas de los suelos, a pesar de que fueron bien asentadas durante la obra de edificación, es muy posible, y además lógico, que resulten desprendidas de los materiales aglomerantes que sirvieron para su colocación, especialmente cuando se hallan en sitios en donde se produce de manera natural el tránsito dentro de la vivienda.

Estos lugares de paso, particularmente los situados al pie de las puertas de acceso y en los pasillos que se prolongan a uno y otro lado de dichas puertas, sufren un reiterado ajetreo, no solamente de simples pisadas de las personas que circulan por ellos, sino también recibiendo el peso de objetos que se trasladan de un sitio a otro. Es decir: han de soportar el peso de las personas y el de los objetos que éstas trasladan, realizando durante dicho transporte una serie de acciones y apalancamientos sobre los elementos del suelo que finaliza ocasionando el despegue de las piezas.

No hay que decir que este deterioro puede ser acelerado si en la obra no se emplearon buenos materiales aglomerantes o si el pavimento se asentó sobre un solado deficiente.

Tanto si solamente se quiere restaurar el pavimento embaldosado como si se quiere revestir éste con otro material (moqueta, baldosas o revestimientos plásticos, corcho, parqué, etc.), es indispensable consolidar las baldosas sueltas.

Consejos sobre la colocación de baldosas

Las baldosas sueltas se tienen que sacar de su alojamiento para volver a sentarlas y después fijarlas convenientemente. En muchos casos, como el que se representa, después de una limpieza del sitio en donde están alojadas, será posible reconfirmarlas con una lechada de mortero portland.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<