Imprimir

VERSION IMPRESION

Diseños de estanterías

La moda del estilo rústico ha provocado el interés por recuperar los muebles de los abuelos, sean auténticos o comprados en los mercadillos, y también en la simulación del envejecimiento de los nuevos. Éste es el caso que explicamos a continuación. Hemos adquirido una estantería-platero de madera natural sin tratar en una tienda de bricolaje y le hemos proporcionado una pátina de antigüedad muy verosímil.

Para conseguirlo, hemos puesto en práctica varias técnicas que nos ayudan a recrear los efectos clásicos del paso del tiempo como el de la carcoma, el de la pintura descascarillada o el del polvo acumulado.

Para el primero, hemos recurrido a un punzón; para el segundo, a la lija sobre la pintura nueva, y para el tercero al polvo de talco sobre la cera todavía húmeda. Pero existen otras maneras de emular la acción de los años. Una de las más habituales, aunque un poco agresiva, es con el soplete: aplicándolo unos segundos sobre la madera nueva ésta se oscurece, imitando las manchas antiguas. El soplete también es válido para hacer saltar la pintura en determinados puntos. Para este efecto, en lugar de llama puedes recurrir simplemente a una pistola de aire caliente o un secador. El calor ablanda la pintura y la levanta sin necesidad de hacer ningún esfuerzo.

En el aspecto final nos hemos decantado por el blanco roto. Para matizar el brillo, hemos utilizado cera color roble, extendida en pinceladas irregulares. También se puede usar betún de judea, aplicado a brochazos y rápidamente eliminado con un trapo. Protege el trabajo final con una mano de cera virgen, que realza el aspecto de mueble usado.

Por último, si quieres poner en práctica este trabajo manual, te conviene escoger un mueble cuya imagen envejecida quede coherente, como el platero que nos ocupa.

¿Cómo diseñar una estantería?

  • Arañar fa madera: Lijamos con el cepillo de púas de acero en el sentido de la veta. Así logramos el efecto de arañazo que da irregularidad a la madera.
  • Agujerear: Para conseguir el efecto de carcoma, hacemos agujeros en la madera con el punzón, distribuyendo los orificios por grupos.
  • Pintar de blanco: Diluimos la pintura blanca en un poco de agua y con una brocha la extendemos por toda la estantería, cubriéndola por completo.
  • Dar cera de color: También con la brocha, extendemos la cera color roble aplicándola de forma irregular, para matar la luminosidad del blanco.
  • Eliminar sobrante: Con el objeto de que el brochazo no quede excesivamente marcado, es necesario eliminar la cera con un trapo a medida que se aplica.
  • Lijar las esquinas: Dejamos secar durante una hora. A continuación lijamos las esquinas con el cepillo de púas o con una lija, para golpear la pintura.
  • Eliminamos el polvo desprendido con la acción de la lija y protegemos el trabajo final con una mano de cera virgen incolora.
  • Efectos especiales: Mientras la cera está todavía húmeda, espolvoreamos un poco de talco en los barrotes o molduras, para dar un aspecto un poco polvoriento.

Materiales necesarios para realizar esta manualidad

  • Estantería de madera sin tratar de 3 baldas.
  • Cepillo de acero
  • Punzón.
  • Pintura
  • Cera virgen
  • Cera color
  • Talco
  • Rodillo
  • Pincel

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<