Imprimir

VERSION IMPRESION

Portamacetas en tela

En esta ocasión sugerimos estos portamacetas hechos en tela, prácticos, económicos y coloridos. Lucirán muy bien en su ventana o en la cocina si se encuentra la combinación exacta de los tonos.

Materiales para esta manualidad

El lienzo puede adquirirse en sederías y mercerías; el betún de Judea en pinturerías artísticas; el formol en farmacias; y la tiza en polvo en ferreterías.

  • Lienzo de 41 x 41cm
  • Lata redonda de 12cm de diámetro
  • Cordón o piolín
  • Papel blanco o madera
  • Betún de Judea a la cera
  • Pintura al látex
  • Pinceleta
  • Pincel fino
  • Cinta escocesa
  • Paño suave
  • Recipiente
  • Tijera
  • Fórmula de la Tiza Cola
  • Tiza en polvo 1 taza
  • Gelatina sin sabor 2 sobres
  • Formol 6 gotas
  • Agua 2 tazas

Procedimiento de la artesanía

  • Para preparar la tiza-cola, colocar en un recipiente la gelatina, el agua, la tiza y el formol. Llevar a fuego lento y mezclar hasta que rompa el hervor.
  • Doblar la tela en cuatro y recortar las esquinas con una tijera dándole forma circular.
  • Pasar la tiza-cola a un recipiente en el que se pueda sumergir la tela, de manera que quede totalmente impregnada.
  • Extender la tela encolada sobre el papel blanco o madera para que el mismo absorba el excedente. En la parte central de la tela, colocar la lata que servirá de molde. Levantar la tela envolviendo la lata y llevar los bordes hacia la parte superior.
  • Envolver con el cordón la parte superior y ajustar, sosteniendo la tela. Antes de que la tiza-cola se seque, acomodar los bordes y los pliegues. Dejar secar durante doce horas.
  • Una vez que la tiza-cola esté seca, retirar la lata. Con una pinceleta, darle color con pintura al látex. Pintar primero la parte externa, dejar secar y luego pintar la interna. Retocar los pliegues con un pincel fino y dejar secar. Si lo prefiere, puede patinar con betún de Judea a la cera. Antes de que se seque, retirar con un paño suave el excedente. Una vez que el trabajo está bien seco, decorar con una cinta que remate en un moño.

Consejos para esta artesanía

  • Cuando la tela esté seca no se podrán modificar los pliegues.
  • Se puede acelerar el secado con el calor del sol. una estufa o un secador de pelo.
  • Al pintar la pieza, ésta se humedece y pierde rigidez que recupera al secarse.
  • Las medidas de la tela están tomadas en base a un modelo determinado, éstas deberán modificarse de acuerdo al tamaño del macetero que se quiera realizar.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<