Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo atornillar correctamente?

Es frecuente y habitual que se den determinadas situaciones en el hogar, en tanto un arreglo, una instalación o una remodelación, en donde tengamos que recurrir indefectiblemente al uso de un destornillador, por lo que es imprescindible que contemos con varios destornilladores de diferentes tipos y tamaños.

Debemos contar con varios tipos y tamaños, pues es posible que utilizando un destornillador inapropiado sólo logramos inconvenientes. A la hora de utilizar cualquier tipo de herramienta tenemos que hacerlo con una que se adecue perfectamente a lo que necesitamos, y el destornillador no es la excepción.

Utilizando un destornillador justo se asegura la sanidad, tanto de la herramienta, de quién la está utilizando y de los tornillos, así como de la superficie en donde se trabajará.

Características esenciales que debe tener un destornillador

En cualquier labor, ya sea utilizando un destornillador o cualquier tipo de herramienta, se necesita trabajar con justeza y precisión. En la mayoría de los casos, esto está relacionado directamente con las características de las herramientas.   

En el caso particular de un destornillador, éste debe contar con una buena adaptación y ajuste por parte de la hoja al mango. De esta manera lo que se genera es un buen manejo, y un buen agarre de la empuñadura. A su vez, se aconseja el uso de hojas reversibles.

Por otro lado están las llaves, las cuales son más que óptimas para trabajar con tornillos de cabeza hexagonal, pudiendo conseguirse, las llaves, en diferentes tamaños.

Dentro de los diferentes tipos de atornilladores, se destacan los ACCU. Su soporte para puntas consigue una buena precisión y rapidez en la labor. Para su mejor utilización se presentan las diferentes láminas de destornillador, las cuales se puede cambiar a partir del portabrocas.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<