Imprimir

VERSION IMPRESION

¿cómo hacer un asador?

Los típicos asadores de castañas solamente se ven en algunos rincones de las ciudades y es difícil encontrarlos a la venta.

Únicamente queda el recurso de usar paelleras con agujeros que proporcionan una limitada cantidad de castañas y que obligan a reiterados asados si se quiere servir a una concurrencia abundante.

Sin embargo, no hay nada tan agradable como poder celebrar una "castañada" en una reunión de amigos. Pero, para que esta celebración resulte cómoda, conviene disponer de un buen asador o tostador que facilite el trabajo y proporcione alimento a todos los convidados.

Fácil realización

Nada mejor que poseer un asador con suficiente espacio para albergar una buena cantidad de castañas en un solo tostado.
El artilugio que aquí se presenta difiere de los tradicionales fogones de las castañeras, pero resulta de fácil realización para un aficionado, que disfrutará al llevarla a cabo.

Por otra parte, el trabajo no presenta ninguna dificultad, ya que no se precisan soldaduras, sino solamente unos simples remaches y uniones en frío de los diversos componentes.

La estructura

La parrilla consiste en un cilindro constituido a base de una malla metálica. Tiene una longitud de 400mm y un diámetro de 230mm. El cilindro está cerrado en cada extremo por dos discos de chapa cincada. Un eje de varilla de acero, puesto transversalmente y dotado con una manivela, descansa sobre dos soportes cuya parte superior está perfilada de modo que permita descansar la varilla y cuyo extremo inferior se hinca en el terreno.

Las castañas se tienen que introducir en el cilindro a través de una puertecilla, que se dispone en uno de los discos que forman las paredes de chapa terminales.

La construcción

Hay que realizar los dos discos que sirven para cerrar los extremos del cilindro. Las dimensiones de ambos discos son idénticas, pero uno de ellos será motivo de una reelaboración.

  • Después de trazar y punzonar el centro sobre una chapa cincada, se describen dos círculos concéntricos con radios de 115 y 135mm respectivamente. Con una cizalla para chapa, se recorta la circunferencia externa para obtener así un disco de 270mm de diámetro.
  • En el disco que no tiene que recibir la portezuela, se practican los doblados que servirán posteriormente para unirlo con la malla.
  • Para conseguirlos hay que realizar unos cortes en forma de V muy estrechos y con una profundidad de 20mm, separados entre sí unos 20-25mm.
  • Así se formarán unas aletas que se tendrán que doblar hacia el interior unos 90° de tal modo que se cree un disco con el borde realzado que recibirá la malla metálica.

La puertecilla

En el disco de la puertecilla se realizan las mismas entallas, pero todavía no el doblado de las aletas, ya que ello dificultaría las posteriores operaciones.

  • En este disco se realiza una abertura de 140mm de ancho y 85mm de altura. Uno de los lados largos se apoya sobre el diámetro y está dividido en dos partes iguales a partir del centro. Para llevar a cabo esta abertura se procede del siguiente modo: después de trazar el rectángulo, se realiza con la taladradora un agujero junto a un ángulo, de manera que se halle en el interior del rectángulo y que sea lo suficientemente grande para que pueda atravesarlo una sierra de vaivén para cortar metal. A continuación se efectúa el recorte siguiendo los lados trazados del rectángulo. Correspondiendo con el extremo del lado largo que descansa sobre el diámetro, se realizan dos entallas rectangulares que servirán de guía a los lados de la puertecilla, que se abre en forma de tolva. Limar los bordes de la abertura y pasar a la construcción de la puertecilla.
  • También en este caso hay que llevar a cabo el trazado para el recorte. Este trazado consiste en un rectángulo central al que van unidas dos alas en forma de cuarto de círculo. Al recortar, cuidar que no se deforme la chapa usando las cizallas por los bordes de ella. Entonces se pasa al doblado de las alas, que deben quedar a 90° respecto al rectángulo central.
  • En el extremo de las alas se forman con alicates dos dobleces retornadas hacia el exterior. Estas rebabas servirán para impedir que la puertecilla

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<