Imprimir

VERSION IMPRESION

Instalación del enganche para el auto

Llevar a rastras el equipo de camping, la caravana, un bote de vela o una embarcación a motor o, simplemente, un equipaje voluminoso es mucho más cómodo que sobrecargar con peso nuestro coche. Para ello es indispensable un remolque, o mejor dicho, un sistema de enganche en el que se pueda acoplar cualquier tipo de remolque. Este enganche debe estar sólidamente fijado a la parte resistente de la carrocería para que pueda efectuarse cómodamente la tracción y absorber los efectos de un súbito aceleramiento del vehículo o, por el contrario, un inesperado frenazo. Suele haber enganches preparados para cada tipo de coche, de modo que los elementos que lo integran se adapten con las particulares formas de la carrocería. Ahora bien, todos ellos, pese a sus características propias, suelen estar concebidos por un mismo principio de montaje.

¿Cómo instalar un remolque?

Una instalación completa consta del accesorio propio del acoplamiento, el enchufe distribuidor de los diversos conductores eléctricos que conectan con los intermitentes, las luces de posición, los faros y otras conexiones que se necesitan para el remolque.

En primer lugar hay que fijar de manera provisional el accesorio de acoplamiento a la carrocería para determinar con los agujeros de los tornillos la posición exacta de los taladros que deben realizarse. La fijación se hace en el fondo de la maleta y desde su interior se efectúan cómodamente los taladrados.

Cerciorados del correcto posicionado, se realizan las perforaciones con la broca adecuada al calibre de los tornillos que fijan el bastidor situado en el interior de la maleta con el accesorio exterior que tiene la bola de enganche. A continuación se aprietan firmemente ambas piezas en el intermedio de la plancha de la carrocería.

Para montar la instalación eléctrica del enchufe distribuidor será necesario un poco de paciencia y trabajar sistemáticamente. Para ello se hace otro agujero en la plancha del fondo de la maleta para que pueda pasar el cable ramificado de las diversas conexiones: intermitentes, luces de posición, de freno, etc. Con ayuda de una lámpara testigo se irá comprobando a qué función corresponde cada terminal. Una vez identificada, se enrolla en el cable una cinta adhesiva de color diferente o un trozo de esparadrapo en el que se anotan las respectivas funciones. Mediante regletas de empalme se procede a la conexión de los terminales del distribuidor con cada uno de los conductores identificados.

Son muy importantes las conexiones eléctricas

Hay que disponer de un cable de masa., Un punto ideal para la toma de masa es el tornillo de fijación de los amortiguadores. Deben realizarse seis empalmes: tres para las funciones situadas en el lado derecho del remolque, y otros tres para las situadas al lado izquierdo.

Una vez terminada esta conexión de diversos cables con los terminales del distribuidor, situado junto al armazón que lleva el enganche, deberá comprobarse el correcto funcionamiento de cada uno de los machos, de acuerdo con la misión que han de desempeñar, utilizándose para ello otra vez la lámpara testigo. De este modo se podrá estar seguro de que cada clavija de empalme está correctamente conectada con el conductor adecuado.

Otro trabajo inmediato es la conexión del antiguo intermitente con el nuevo relé que debe alimentar las respectivas luces del remolque.

En algunos casos habrá de levantarse la tapa del salpicadero. Cuando los correspondientes cables se han empalmado al relé de intermitencia, ya podrán empalmarse los cables de las luces de posición, las cuales tendrán un mando independiente en el salpicadero y se colocarán en un lugar fácilmente manejable durante la conducción, provistas de un piloto que se mantenga encendido cuando vayan conectadas las luces. Si se utiliza un interruptor con piloto incorporado podrá prescindirse de hacer un nuevo agujero en el tablier para colocar un piloto independiente.

Cuando se conecten los intermitentes, la luz deberá encenderse, pudiendo comprobarse durante el viaje si los intermitentes y las luces de posición del remolque funcionan como es debido: Es importante esta seguridad en toda conducción con un doble vehículo.

Antes de llevar el vehículo a la inspección de circulación conviene comprobar atentamente todo lo referente a la instalación del enganche y a las tomas de luces. Finalmente deben taparse con masilla todos los bordes de la toma de luces, al objeto de evitar que a través de las posibles rendijas de la junta pudiera entrar agua en el maletero.

BricolajeHogar.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<