¿Cómo darle una nueva cara a sus muebles?

Es habitual que las piezas mobiliarias, con los años, pierdan su calidad y se deterioren, pues los muebles, aunque de buena calidad de madera, no duran paras siempre. Por otro lado, también es frecuente que al momento de comprar un mueble, nos decidamos por mobiliario de segunda mano, el cual también puede ser recuperado y renovado en pocos pasos, y así darle nueva vida a sus superficies y su elegancia.

En primera instancia, lo que se requiere hacer es realizar un lijado completo de toda la superficie del mueble a renovar. Al momento de lijado, se aconseja la utilización de una lijadora excéntrica o una lijadora orbital, de tamaño de grano 100. A su vez, es posible que haya lugares de llegada dificultosa, por lo que se puede optar, para dichas zonas, por el uso de la lijadora delta.

La renovación del mueble

Luego de haber realizado la lijada de toda la superficie del mueble a renovar, se debe limpiar la superficie lijada con un paño húmedo.

El paso siguiente al primer lijado y a la limpieza con el paño húmedo, se debe esperar a que la superficie de madera del mueble esté seca, y se debe realizar otro lijado, en esta ocasión con un granulado de 240, realizando otra vez una limpieza posterior con el paño húmedo. Luego una nueva lijada con el tamaño de granulado de 240.

Posteriormente se debe realizar otra limpieza, y cuando esté seco, lo que se debe hacer es un cepillado de todas las caras del mueble con un cepillo blando. Luego de este paso, llega el momento de aplicar el barniz, de pintura o de cera, según lo que se pretenda.

En último momento, lo que se aconseja hacer es poner un poco de pátina luego de haber aplicado la pintura o el barniz, pasando nuevamente el paño húmedo sobre la superficie de la pieza del mobiliario.

Deja un comentario