Cómo pintar la cocina

, ,

Renueve el espacio de la cocina con pintura

A veces, una sencilla solución da grandes resultados. Y dentro de las alternativas para cambiarle el aspecto a la cocina, una de las más accesibles es recurrir a la pintura. Para lo cual se necesitará tiempo y alguna información técnica.

En principio, conviene saber que casi todas las superficies se pueden pintar, incluso las de aluminio v las enlozadas, los gabinetes de cocina, los metales, los azulejos, las heladeras y cocinas, los ladrillos a la vista, la madera y, por supuesto, las paredes con revoque… Claro que cada una de ellas necesita de un producto diferente con ciertas características de aplicación que se deben conocer y respetar para que el trabajo resulte óptimo…

Pintura para azulejos y cerámicas

Las superficies de azulejos y cerámicas son ciertamente “tramposas”, pero preparándolas bien previamente, limpiándolas con cuidado y aplicando correctamente la pintura adecuada (se pueden cubrir con esmalte sintético) quedarán totalmente renovadas. A la hora de colocar los azules de la cocina hay que tener cuidado para hacerlo de forma correcta.

No es imposible volver a pintar la superficie esmaltada de una pileta ni tampoco darle otro color al frente de la cocina o la heladera, existen pinturas resistentes al calor… Aunque en esos casos, conviene recurrir a profesionales que realicen el trabajo, que, con todo, será bastante más económico que comprar un artefacto nuevo.

Preparación de la superficie

Para que el “operativo pintura” tenga éxito la superficie debe estar en óptimas condiciones. A pesar de que los métodos y productos pueden diferir de una superficie a otra, los pasos previos son básicamente los mismos: rellenar las depresiones y grietas y reparar las juntas que no estén perfectas. Luego es necesario asegurarse que la superficie este limpia y libre de pintura, polvo y grasa. Un buen lijado o la aplicación abundante de removedor y un cepillado son indispensables, ya que de otro modo la pintura no adherirá como corresponde. En segundo lugar necesitará tiempo disponible para dedicarse al trabajo sin interrupciones.

Consultas técnicas

Por último, antes de echar mano a pinturas y pinceles consulte con algún especialista para que le indique cuál será el producto más adecuado y también la manera correcta de aplicarlo. Siguiendo sus instrucciones el resultado Le la pintura tendrá buenas posibilidades de ser excelente.

El resto será elegir las combinaciones adecuadas de tonos. Seguramente el gasto en pintura será mínimo, si se lo compara con las remodelaciones que implican trabajo de albañilería.

Previous

Remedios para eliminar la condensación de la vivienda

Renueve las puertas dañadas de su hogar

Next

Deja un comentario

Más artículos de la misma categoría