¿Cómo se instala una lavadora en el hogar?

En primer lugar la lavadora es un aparato eléctrico y como tal, deberá proveerse de la correspondiente toma de energía: Ésta debe ir dotada obligatoriamente de toma de tierra y la línea de red a la que ha de ir conectada tiene que tener una sección de 4mm.

Así mismo necesitaremos una toma de agua independiente para este aparato con una llave de paso para interrumpir el suministro.

El funcionamiento de la lavadora de la casa

Existen dos modelos diferentes de lavadora cuya diferencia estriba en la posibilidad de la carga, que se puede efectuar por la parte frontal o por la superior. Sin embargo el funcionamiento general es el mismo.

Básicamente su funcionamiento consiste en la introducción de la ropa en un tambor de acero inoxidable perforado, que gira sobre su eje gracias a un motor situado en la parte inferior de éste. Dicho motor efectúa giros tanto adelante como hacia atrás y en diferentes velocidades conforme a un programa preestablecido. Cuando ponemos en marcha la lavadora tenemos que darle una serie de indicaciones a través del cuadro de mandos, donde indicaremos la temperatura de trabajo, el peso de la ropa y el tipo de programa de lavado.

El programador de la lavadora

El alma de la lavadora es el programador que gobierne todas y cada una de las funciones a realizar, como la temperatura del agua, recepción o expulsión de la misma, toma de detergentes, etc.

Está dotado de un motor que hacer girar una serie de engranajes que van efectuando las distintas tareas. Las más modernas sustituyen este sistema por una tarjeta electrónica en cuyo interior van grabados los diferentes programas.

Cuando el programador se pone en marcha, éste da orden a una electroválvula para que comience el llenado de agua de la lavadora, tras llenarse recibe otra orden para que la electroválvula se cierre. A continuación se efectúan una serie de giros para que la ropa se moje uniformemente por todos los lados. Si hemos optado por una determinada temperatura el programa activará unas resistencias que calentarán el agua, que estará controlada por un termostato, que indicará en todo momento la temperatura de trabajo al programador.

Tras una sucesión de volteos del tambor hacia adelante y hacia atrás, según el programa escogido, irá tomando de las cubetas el detergente y suavizante en el orden preestablecido y tantas veces como el programa ordene.

La parte final del lavado comienza cuando el programador da orden a la bomba de extraer toda el agua del tambor., Como la ropa contiene una cantidad de agua bastante importante, el pro

gramador da orden al motor de imprimir más velocidad en sus giros, es lo que se conoce como centrifugado, y consiste en extraer el agua de la ropa mediante una fuerza centrífuga y expulsada al desagüe por la bomba. Debido a que existen diferentes niveles de lavado, este proceso se puede repetir varias veces cuanto más complicado sea el programa.

Con el fin de que la bomba no sufra desperfectos por el desprendimiento durante el lavado de botones monedas, alfileres, horquillas, etc. el sistema está dotado de un filtro cuyo acceso por regla general se encuentra en la parte frontal inferior de la lavadora.

El mantenimiento de la lavadora

Como toda herramienta, las lavadoras también tienen mantenimiento aunque este sea mínimo.

En primer lugar habrá que comprobar periódicamente el estado de los diferentes filtros. El primero lo encontramos en la manguera de toma de agua junto a la llave de paso. Si cerramos dicha llave y desenroscamos la manguera, veremos una pequeña rejilla que impide la entrada de impurezas que provienen de las cañerías. Para limpiarla retiramos el filtro y lo limpiaremos bajo un buen chorro de agua de la canilla, soplando si fuera necesario, hasta dejar cada poro completamente limpio.

El segundo filtro está situado, generalmente, en la parte inferior del frontal de la lavadora. Para limpiarlo tendremos que girar la tapa en sentido inverso a las agujas del reloj. Será conveniente colocar un trapo de piso pues al abrirlo soltará una pequeña cantidad de agua. Dicho filtro impide que los objetos desprendidos durante el lavado, tengan acceso a la bomba. Se ha dado el caso de encontrarse en dicho filtro prendas de pequeño tamaño, cono escarpines, que se han filtrado por los bordes del tambor.

Deja un comentario