Rejuntado, limpieza y tiempo de fraguado

,

Cuando las baldosas se han alojado y han quedado enrasadas con todas las colindandes, se procurará aprovechar el mortero fluido que asome por las juntas para proceder al relleno de éstas.

  • En el curso de esta operación, efectuada con la paleta (o mejor con un paletín o espátula), se procurará ir limpiando de mortero sobrante la superficie afectada por la obra.
  • Para conseguir una buena limpieza, el papel de periódico resulta un medio excelente, ya que se puede ir eliminando el que se ha hecho servir en los primeros momentos y, por ser muy absorbente, con su uso se logrará prácticamente limpiar toda la zona de residuos de aglomerante.
  • Ahora solamente falta dejar que el aglomerante fragüe y con ello se consiga la reconsolidación de la baldosa (o baldosas) que se hayan reparado.

Preparación de suelo

  • Una vez quitada de su sitio la baldosa y después de ponerla en remojo, se prepara una lechada de portland. Ésta se realiza incorporando al aglomerante que se ha puesto en el recipiente y el agua necesaria para realizar la mezcla fluida.
  • Con ayuda de un paletín (que resulta más manejable, en estos casos, que una paleta grande) una espátula o una rasqueta, se reparte por todo el espacio la lechada. Hay que dar también una capa a los laterales de las otras baldosas que acogerán a la suelta.
  • Se incorpora la baldosa (previamente limpia de todo resto anterior y convenientemente humedecida) a su sitio.
  • Empleando siempre la lechada poco espesa de cemento, se extiende con el paletín por todo el contorno de sus juntas, insistiendo en aquellos sitios en donde se descubran huecos u holguras.

Colocación de baldosas

  • Con un trapo (o un borujo de papel de periódico) se limpian los restos de cemento que desborden por las juntas, para evitar que el cemento al fraguar quede adherido sobre la baldosa y no se tenga que arrancar, pudiendo ocasionar el deterioro de la pieza.
  • Para evitar que la baldosa J consolidada pueda ser hollada inadvertidamente (contrarrestando la eficacia del correcto fraguado) es conveniente protegerla. Un trozo de tablero o cartón grueso y un mueble situado encima evitarán que aquello suceda.
Previous

Reformas en la grifería del baño

Remedios para eliminar la condensación de la vivienda

Next

Deja un comentario

Más artículos de la misma categoría