Sillas para la ducha

Asientos y sillas para ducharse

La silla para ducharse es un accesorio necesario cuando en la familia viven personas mayores o con movilidad reducida. Un apoyo técnico que facilitara de la vida de la persona con problemas y de su entorno familiar.

También si tienes un impedimento temporal, a raíz de algún accidente o problema de salud, recurrir a este tipo de complementos es de gran ayuda para hacer de la tarea de ducharse, un momento en el que te encuentres seguro y cómodo.

Las mejores sillas para ducharse

Resúmen de los mejores asientos y sillas con ruedas para el baño y la ducha

La mejor silla antideslizante con asiento para ducha

Silla de baño, Altura regulable, Respaldo, Puerto, Mobiclinic
  • FACILIDADES PARA SU DÍA A DÍA: gracias a la silla modelo Puerto, podrá disfrutar de sus duchas o baños sin esfuerzos y con total seguridad y comodidad
  • SEGURIDAD Y ADAPTABILIDAD: sus patas cuentan con conteras de caucho antideslizantes, lo que garantizan la seguridad del usuario. Además, se pueden regular en altura adaptándose a las necesidades del...

Fabricada en aluminio y con asiento de PVC, esta silla de ducha es liviana y confortable, las patas son regulables, lo que facilita su uso y tiene reposabrazos firmes que están revestidos en material antideslizante, las patas también se afirman bien al piso, para mantener a la persona segura durante todo el tiempo de la ducha. Una gran oferta de la tienda on line, para que compres desde la comodidad de tu hogar.

Silla para la ducha con inodoro para evacuar y apoyapiés

Silla de Ducha de Aluminio con Inodoro y Ruedas
  • DE CALIDAD: esta silla de baño está fabricada en aluminio, capaz de soportar hasta 110 kg de peso
  • CON RUEDAS. contiene cuatro ruedas, las dos ruedas traseras con frenos, para mayor movilidad y seguridad en el baño

Silla de ducha multifunción que es apta para tomar un baño y también para evacuar ya que cuenta con una cubeta extraíble. Esta silla tiene todos los elementos de seguridad necesarios como frenos en las ruedas, reposabrazos antideslizantes y apoyapiés para una mayor comodidad. Si tienes una persona mayor en casa o un discapacitado motriz, este artículo te facilitará mucho los cuidados diarios con respecto al aseo personal y demás necesidades. Un diseño práctico y funcional que debes adoptar si tienes una persona a tu cargo con inmovilidad severa o muy anciana.

Silla plegable para la ducha

Rebajas
Homcom Silla Tipo Taburete Ortopédico Regulable para Ducha y Baño - Color Blanco - Carga 135 Kg - 46,5x54.2x72,5-85 cm
  • Con respaldo y apoyabrazos para sentarse de maner comoda y segura
  • Los apoyabrazos se quitan y ponen comodamente y ofrecen mucha seguridad en la ducha y en el WC

Este modelo es silla y taburete a la vez, ya que los reposabrazos se pueden quitar fácilmente. El artículo está fabricado con aluminio de excelente calidad y el asiento y el respaldo son de PVC, resistentes al agua y los cambios de temperatura. Las patas son regulables en seis posiciones y tienen topes antideslizantes. Una silla práctica, sólida y segura, que soporta hasta 135 kilogramos de peso y es ideal para la ducha de personas con movilidad reducida.

Taburete ergonómico para el baño

PrimeMatik - Taburete de Ducha ergonómico Antideslizante Regulable en Altura Acolchado
  • Taburete de ducha regulable en altura.
  • Estructura de aluminio de 1.25 mm de grosor.

Taburete ergonómico para sentarse cómodamente a tomar la ducha, tiene base cóncava de plástico para ajustar muy bien el cuerpo, el asiento tiene agujeros para que drene el agua y las patas de aluminio son regulables con topes antideslizantes. Este pequeño banco es apropiado para personas mayores y para discapacitados, aunque si tienes un problema de movilidad temporal, también te será útil para sentirte seguro a la hora de bañarte o de salir de la ducha.

Asiento abatible para la ducha

Cornat SLDKL00 safeline - Asiento plegable para ducha
  • Perfil de aluminio, revestimiento de resina epoxi en polvo
  • Asiento de seguridad plegable para la ducha

Asiento para ducha abatible, fabricado en PVC, resistente al agua y muy fuerte. El pack trae incluido un kit de fijación para amurar la base del asiento a la pared. La estructura es de aluminio de alta calidad y está revestido con pintura epoxi. La superficie de apoyo es antideslizante, por lo que su nivel de seguridad es óptimo. ¡Aprovecha el envío gratis que ofrece el vendedor!

El baño es uno de los lugares de la casa donde se reportan muchos accidentes domésticos. La conjunción de la humedad, el agua y las superficies resbaladizas son ideales para provocar inconvenientes.

Sin contar conque muchas veces se dejan toallas o vestimentas por el piso, sumando peligrosidad al ambiente.

A fin de minimizar riesgos, es ideal usar asientos o sillas de ducha para que la persona se siente tranquila bajo el agua y podamos ayudarla con su baño sin necesidad de estar haciendo fuerza, lo que redundará en un momento más tranquilo y placentero para ambos.

Beneficios de usar asientos para la ducha

  • Aporta seguridad al momento de la ducha, al reducir el desplazamiento de la persona con problemas de movilidad.
  • ✔Sirve de apoyo para personas con problemas de movilidad temporal.
  • Minimiza los riesgos de accidentes.
  • Facilita la colaboración de otra persona sin realizar esfuerzos extras.
  • Mayor libertad de movimientos en la toma de la ducha.
  • ✔Contribuye a la independencia de la persona con discapacidad.
  • ✔Hacen que el espacio de ducha sea más accesible.

¿De que material están fabricadas las sillas de ducha?

Las sillas de ducha, independientemente de los modelos, están fabricadas con materiales de excelente calidad, puesto que son accesorios de cuidado de la salud, deben cumplir con estrictas normas de seguridad.

Las patas y la estructura metálica es de tubos de aluminio, un metal inoxidable, de estructura firme y muy liviano, lo que favorece la maniobrabilidad de la silla.

La parte del asiento es de material de PVC, resistente al agua y a los cambios de temperatura, además de ser muy fuerte, el respaldo es del mismo material.

El diseño de las formas es redondeado, sin puntas y toda la estructura es sólida, soportando pesos de más de cien kilos.

Las superficies de los apoyabrazos y de apoyo tienen añadido material antideslizante, necesario para evitar movimientos imprevistos que puedan provocar algún accidente o caída.

¿Hay asientos para la ducha con ruedas?

Los asientos para la ducha que tienen ruedas son ideales si tienes un plato de ducha al ras del piso, o una cobertura de revestimiento de piso con caída, que no tenga bordes que impiden el desplazamiento. Hay sillas y asientos con ruedas, como también hay plegables y casi todos son antideslizantes para evitar problemas de resbalones con personas de movilidad reducida.

Asientos plegables para guardar en el baño

Los asientos plegables son accesorios que usan muchas personas, no es necesario que tengas un problema de salud o movilidad, ya que es un complemento que está presente en muchos baños modernos para usarlo en caso de ser necesario.

Los asientos plegables son una gran solución ya que requieren de poco espacio para guardarlos, se abren y se cierran fácilmente solo en el momento de usarlos. Los asientos puedes usarlos tanto para bañarte, como para estar sentado mientras te secas, para hacerlo con comodidad y seguridad.

Sillas abatibles para la ducha que se guardan fácilmente

Las sillas abatibles se fijan a la pared y se abren en el momento de usarlas, soportan hasta 150 kilogramos de peso y vienen en materiales como madera, resina o PVC. Son una buena solución cuando tu espacio de ducha es reducido y necesitas un apoyo técnico para algún integrante de la familia.

Sillas para la ducha con ruedas

Las sillas para la ducha con ruedas son muy prácticas, con ellas no es necesario traspasar a la persona, sino que, ya instalado en el cuarto sobre la silla, lo trasladas fácilmente hasta el baño.

Lo mejor de estas sillas es que no tienes que hacer fuerza, ni maniobras peligrosas para ingresar al espacio de ducha, pero es necesario que tengas un plato de ducha al ras del piso para poder usarlas con comodidad.

Las sillas de ducha con ruedas son para personas más dependientes, ya que siempre requieren de ayuda extra para la movilidad.

¿Hay sillas para mayores de ducha y wc, para bañarse y evacuar?

Existen sillas de ducha que cumplen varias funciones y están especialmente diseñadas para personas mayores, como son aquellas que se pueden utilizar para bañarse y que el asiento además esta adaptado para evacuar.

Esta parte de la silla es extraíble para higienizarla correctamente luego de su uso. Son muy importantes porque en general, los inodoros, son muy bajos para que las personas con movilidad reducida se sienten y se paren con comodidad.

¿Para quiénes son los asientos de ducha?

Los asientos de ducha son para todas las personas que sientan que no tienen la estabilidad suficiente y requieran este implemento extra a fin de poder disfrutar de la ducha con tranquilidad y seguridad.

Hay situaciones espaciales, como el caso de las personas ancianas, donde las sillas y asientos de ducha son indispensables, ya que, aunque gocen de buena salud, el equilibrio ya no es el óptimo y un resbalón puede causar un accidente indeseado, en estos casos su uso es preventivo.

Luego existe un uso referido a la independencia y accesibilidad al espacio de la ducha y es el caso de los discapacitados que, teniendo un problema motriz, pueden manejarse perfectamente en su casa, en este caso las sillas de ducha hacen que higienizarse sea mucho más sencillo, esto les permite a estas personas lograr una mayor independencia personal y un momento de intimidad en el espacio de la ducha.

Por último, todos pueden usar un asiento de ducha para sentirse mas cómodos y seguros, tanto en la ducha, como fuera de esta, al momento de secarse.

¿Porque las sillas de ducha elevan la autoestima?

Hay ciertos tipos de discapacidades motrices que no limitan a las personas, si tienen una buena accesibilidad, ellas siguen trabajando y adaptando su vida diaria con apoyos técnicos para realizar la mayor cantidad de actividades posible sin depender de otras personas, o con el apoyo mínimo y necesario.

La dependencia es un estigma que muchas personas con discapacidad quieren erradicar de sus vidas, en especial si son personas mentalmente activas.

Las ayudas técnicas como las sillas de ducha hacen posible un nivel de accesibilidad e independencia a la hora de bañarse que redunda en el desarrollo de mayor confianza y como consecuencia directa, eleva la autoestima de estas personas.

Usando las sillas de ducha además es posible conservar un alto nivel de intimidad, para disfrutar el momento de la ducha que es sensorialmente positivo, relaja los músculos, aporta bienestar y baja el nivel de ansiedad.

Tipos de sillas y asientos de ducha según su uso

Asientos para adultos con movilidad reducida

Sillas de ducha para adultos: algunas personas adultas con problemas de estabilidad, o con algún impedimento temporal, pueden usar sillas de ducha para higienizarse con comodidad, sin hacer esfuerzos extra. Además, el champú y el jabón hacen que el piso de la ducha sea mas resbaladizo, así que con el asiento lograras mas seguridad. En la misma silla también se pueden secar y así, minimizar los riesgos de una caída en el piso húmedo.

Sillas para personas mayores

Asientos de ducha para personas mayores: las personas de mayor edad, normalmente tienen movilidad y estabilidad reducida, por lo que el uso de asientos de ducha es indispensable para lograr un nivel óptimo de seguridad en el momento del aseo corporal. Este tipo de accesorios es muy práctico, ya que ocupan muy poco lugar, tanto para usarlos, como para guardarlos.

Asientos para ancianos

Sillas para duchar ancianos: las sillas de ducha son aún mas cómodas que los asientos porque tienen respaldo, esto las hace muy seguras y confortables para personas ancianas, minimizando el riesgo de accidentes. Al apoyar todas las partes del cuerpo, la estabilidad es mayor y es posible hacer una higiene completa en poco tiempo.

Sillas con ruedas para minusválidos y personas discapacitadas

Asientos de ducha para minusválidos y discapacitados: las personas con discapacidad son un grupo vulnerable que necesita diseños especiales, entre los que se encuentran los asientos de ducha que brindan seguridad y confortabilidad a la hora de bañarse, además de contribuir a la independencia y la autoestima de la persona, porque les dan la posibilidad de valerse pos si mismas para algo tan esencial como la higiene personal.

Tipos de sillas de ducha según su estructura

Sillas con ruedas

Silla de ducha con ruedas: las sillas de ducha con ruedas son necesarias en casos que se tengan que reducir al mínimo los traslados de la persona. Es un artículo que permite preparar a la persona sobre la misma, ingresarla a la ducha, retirarla y secarla, todo sobre la misma silla, para luego trasladarla. Están fabricadas con una estructura de aluminio, con ruedas en las cuatro patas, estas tienen un sistema de seguridad de frenos.

Asientos giratorios

Sillas para ducha giratoria: esta es una opción inteligente cuando tenemos que bañar a una persona que tenga inmovilidad severa, ya que nos permitirá acceder a ella desde todos los ángulos y hacer una higiene profunda. El sistema giratorio se encuentra en la estructura de aluminio, el asiento es de PVC y tiene superficies antideslizantes.

Asientos con respaldo y apoyabrazos

Silla de ducha con respaldo y apoyabrazos: una silla con reposabrazos es una variante que aporta comodidad, y si además tiene respaldo aun mejor ya que así se sostienen todas las partes del cuerpo, que tendrán un apoyo firme y seguro. La estabilidad del cuerpo es mayor cuando todas las partes del cuerpo están bien apoyadas, sobre todo si son superficies con antideslizantes. Existe una variante que son las sillas que tienen apoyabrazos extraíbles y se transforman en asientos, una opción que puede ser de mucha utilidad.

Sillas ortopédicas de ducha fáciles de usar

Sillas ortopédicas para la ducha: para situaciones muy especiales, las sillas ortopédicas son la solución que estás buscando. En general son livianas y tienen formas ergonómicas que se adaptan perfectamente al cuerpo de la persona. Se usan mucho en casos de inmovilidad extrema, aunque también se utilizan en caso de personas con alguna inmovilidad temporal por enfermedad, accidentes o caídas. Las sillas ortopédicas aportan accesibilidad al espacio de la ducha, facilitando la higiene y el disfrute del baño.

¿Donde comprar sillas y asientos para la ducha?

Las sillas y asientos de ducha se pueden comprar en lugares especializados donde venden accesorios para el baño.

También en comercios que venden artículos para la salud o para personas con discapacidad.

En la tienda on line Amazon, tienes una gran variedad, los precios son muy accesibles y si tienes la posibilidad de leer detenidamente las características de cada modelo para encontrar el que realmente necesites.

Leroy Merlin es una tienda especializada en accesorios para el baño que tiene muchos modelos de sillas y taburetes en su venta on line.

Precios de sillas y asientos de ducha

Las sillas y asientos de ducha varían su precio de acuerdo al tipo de diseño, ya que la calidad es similar en todas ellas, aunque en ciertos casos son absolutamente necesarias y el precio como variable de compra pasa a segundo plano.

Los taburetes o asientos de ducha rondan los 30 euros, pueden ser un poco más costosos si son giratorios.

Las sillas de ducha con respaldo se ubican en un valor aproximado de 40 a 50 euros, si le agregas los apoyabrazos, llegarás a los 60 euros.

Las sillas con ruedas y las multifuncionales las encontrarás en valores cercanos a los cien euros, hasta los doscientos euros.

De todos modos, el gasto bien vale la pena, por todos los beneficios que te mencionamos hasta aquí, el más importante es que harás mucho más fácil la vida de una persona que realmente necesita de esta ayuda.

Recomendación y Opiniones 2019

Los asientos y sillas de ducha han ingresado el mercado de la mano de una mayor comprensión de que existen grupos vulnerables que requieren asistencia y apoyos técnicos para tareas de la vida cotidiana.

El concepto de diseño universal que es el ideal, es muy poco aplicado, entonces, estos accesorios vienen a subsanar esta falencia y a aportar, desde el diseño diferencial, comodidad y seguridad para las personas que requieren dispositivos especiales de apoyo.

Accesibilidad y confortabilidad se ven favorecidos con el uso de sillas y asientos para la ducha, además de la posibilidad de independencia para algunas personas que ven simplificada su ducha con estas excelentes invenciones de ayuda técnica.

Comprar una silla para ducha no es un gasto, es una inversión, ya que mejora la calidad de vida de la familia al facilitar el aseo de las personas con problemas de movilidad, o simplemente personas mayores que necesitan estar más seguras en el espacio de ducha para evitar accidentes que luego provocarán problemas aun mayores.

Previous

Grifos de ducha termostaticos

Destornilladores

Next

Más artículos de la misma categoría