Soluciones para una canilla que gotea

,

Escuchar el goteo monótono e ininterrumpido de una canilla suele ser un factor estresante para más de uno.
Generalmente y casi como una respuesta de carácter reflejo una tiende a cerrar la canilla con fuerza, pensando que tal vez éste sea un camino para detener el goteo. Nada más equivocado, ya que al presionar excesivamente el grifo lo único que conseguimos es hacer añicos un disco de goma, lo que ¡lamamos el “cuerito”.

No existe otra alternativa que cambiar esta pieza por una nueva. Pero no se aterre, si sigue las indicaciones el proceso sólo le llevará unos minutos y los resultados le devolverán un dulce silencio a su cocina.

Llave de paso

Como primera medida cierre la llave de paso agua correspondiente a la canilla que se dispone a reparar y abra ni grifo para cerciorarse que efectivamente no pasa ni una gota del líquido elemento. Luego afloje la parte superior del grifo, algunos son a rosca y otros (los más antiguos) poseen una tuerca en la zona superior; si no la ve seguramente la hallará escondida detrás de la F (fría) o de la C (caliente) que se desprenderán fácilmente con destornillador. Luego saque la llave que ha quedado libre; si no es así golpéela suavemente con el mango del destornillador.

Si aún presenta resistencia (seguramente porque no se ha desmontado en años) agréguele unas gotitas de aceite lubricante, el mismo que emplea para su máquina de coser y los problemas desaparecerán. Luego se encontrará con una especie de campana que protege una tuerca: plana ubicada en la parte superior, aflójela con una llave inglesa.

Esta acción provocará que el vástago o eje también se afloje. En el extremo inferior encontrará un pequeño anillo de latón que sujeta el cuerito desenrósquelo con un destornillador y sáquelo.

Vaya a la ferretería con esta muestra y compre uno de igual tamaño, una vez en casa colóquelo y atorníllelo a fondo colocando luego todas las piezas de la canilla en sentido inverso.

Si el goteo tiene su origen en el sector donde la canilla se une con la mesada, el origen no es un cuerito averiado y, por lo general, su reparación requiere de la intervención de un plomero.

Previous

Servicios e instalaciones eléctricas en el hogar

Taburete con cojín para la cocina

Next

Deja un comentario

Más artículos de la misma categoría