Un original salvamanteles para el hogar

,

Toda la gracia de este salvamanteles es haberlo logrado con pinzas de madera para sujetar la ropa, tan consagradas por el uso para la específica misión que desempeñan que incluso resulta difícil pensar que con ellas se puedan realizar otros objetos. A manera de sugerencia exponemos esta propuesta de mantel artesanal, que sin duda puede ser modificada y mejorada con nuevas iniciativas.

¿Cómo hacer un mantel artesanal?

Las tradicionales pinzas de madera empleadas para asegurar las prendas en el tendedero, a pesar de que empiezan a ser sustituidas por otras de plástico, siguen siendo muy utilizadas y apreciadas por el ama de casa, por diversas razones: su escaso peso, su fácil uso mediante una ligera presión, la buena retención de la pieza que prenden, etc.

Pese a esta consagrada aplicación, la particular forma simétrica de cada una de las piezas ha motivado muchas traslaciones de su uso: con cuatro chinchetas se convierten en unos bólidos de carreras en juegos infantiles; utilizando una pieza y cambiando de posición el resorte se convierte en una pistola que proyecta bolitas de papel, etc.

Pero, aparte estas simples aplicaciones para juegos infantiles, caben también otras maneras de sacar partido a estas pinzas. Una de ellas es sencilla y sólo requiere una docena y media de piezas y cola para madera. Si se quiere llegar a un mayor perfeccionamiento pueden utilizarse barnices de colores o pinturas y convertir el salvamanteles en un luminoso y abigarrado, objeto. En este caso emplear materiales resistentes al calor.

Las ilustraciones que se acompañan son lo suficientemente explicativas para proceder en seguida a la construcción. Toda la labor consiste en encolar las partes planas y lisas. Gracias a la parte sesgada de las pinzas, donde se apoyan los dedos para abrirlas, se constituye de manera natural un círculo con la docena y media de pinzas. Pudiera ser que por defecto de fabricación se tuviera que añadir o suprimir alguna. Por ello antes de encolar es conveniente presentar el conjunto y repartir las piezas más o menos concentradamente.

Sugerencias para esta manualidad

Si al presentarse las pinzas -una vez separadas de su muelle- para formar el círculo se advierte que fallan ciertas soluciones de continuidad para cerrar apretadamente dicho círculo, puede recurrirse a intercalar unas tirillas de papel o cartulina, que pasarían desapercibidas entre los dorsos de las piezas.

Para facilitar el buen encolado entre piezas pueden emplearse otras pinzas a manera de apretadores o «sargentos».

Recuérdese que las simples pinzas de madera constituyen un sistema muy sencillo y cómodo para usarlas en encolados de objetos pequeños. Su ligera presión es generalmente suficiente en buen número de casos y sobre todo cuando se utilizan colas de secado rápido o que endurecen pronto. ¿Por qué no hacerse un collar o pulsera con los muelles desechados en la confección del salvamanteles? Basta sólo abrir un poco las partes en ángulo e introducirlas en el interior del canutillo helicoidal del muelle, volviendo a apretarlas a continuación.

Previous

Un invernadero dentro del hogar

Cómo hacer una caja de herramientas

Next

Deja un comentario

Más artículos de la misma categoría