Una mesa nueva en pocos pasos

, ,

En pocos pasos podremos tener una nueva alternativa en nuestro comedor o cocina, mediante una simple y sencilla tarea de carpintería sobre la mesa principal del hogar, realizando un reciclaje de la misma, y dándole una nueva cara al entorno general de la habitación.

Es habitual el deterioro en las mesas, sobre todo por su uso regular, cotidiano, por lo que una renovación sin la necesidad de ponerse en gastos es una opción más válida. Las primeras instancias de la renovación de una mesa es la realización de un reconocimiento general de las deficiencias de la mesa.

A grandes rasgos, el desgaste de la masa se puede dar por la presencia de hongos y carcomas, defectos mecánicos o de estructura de la mesa, desgaste de pintura o barniz. Básicamente es esto lo que puede estar afectando a la mesa. Repasando punto por punto estas posibilidades y resolviendo sus inconvenientes, tendremos la mesa renovada.

Recuperación de la mesa

Independientemente de dónde provengan las causas del deterioro de la mesa, hay un procedimiento mínimo que debe realizarse. El lijado completo de la superficie del mueble es el paso inicial para la recuperación total de la mesa.

En el caso de que la mesa esté pintada o barnizada, debe quitarse toda la pintura o el barniz correspondiente. El proceso de lijado está completo con el alisamiento de la superficie, la eliminación de todo ribete resultante y la aplicación de un producto anti-carcoma.

En el caso de abolladuras, lo que debemos hacer es colocar sobre el golpe un tapo húmedo, y esperar a que empape del todo, y aplicar la plancha hasta que la madera hinche.

Por último, con la mesa lijada y alisada, solo resta volver a pintar, si es que así lo deseamos (cambiar el color de la mesa siempre es una opción para renovarla), o aplicar directamente el barniz.

Previous

Cómo hacer una caja de herramientas

Una nueva cara para su hogar

Next

Deja un comentario

Más artículos de la misma categoría